Sábado 30 de Abril de 2022 | Matutina para Jóvenes | Perseverancia

Escuchar

Perseverancia

«Aquí está la perseverancia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús». Apocalipsis 14: 12, RV95

Luis Gugliota escribió este relato que nos ilustra la realidad detrás de la lucha diaria del creyente por ser santo: «Un hombre dormía en su cabaña, cuando de repente, una luz iluminó la habitación y apareció Dios. El Señor le dijo que tenía un trabajo para él, y le enseñó una gran roca frente a la cabaña. Le explicó que debía empujar la piedra con todas sus fuerzas. El hombre hizo lo que el Señor le pidió, día tras día. Durante muchos años, desde que salía el sol hasta el ocaso, el hombre empujaba la fría piedra con todas sus fuerzas… y esta no se movía. »Todas las noches el hombre regresaba a su cabaña muy cansado y sintiendo que todos sus esfuerzos eran en vano. Satanás decidió entrar en el juego, trayendo pensamientos a la mente del hombre: “Has estado empujando esa roca por mucho tiempo, y no se ha movido”. Le dijo que la tarea que le había sido encomendada era imposible de realizar y que él era un fracaso.

»El hombre pensó en abandonar la tarea, pero antes decidió elevar una oración al Señor y confesarle sus sentimientos: “Señor, he trabajado duro por mucho tiempo a tu servicio. He empleado toda mi fuerza para conseguir lo que me pediste, pero aún así, no he podido mover la roca ni un milímetro.

¿Por qué he fracasado?”. El Señor le respondió con compasión: “Querido hijo, cuando te pedí que me sirvieras y tú aceptaste, te dije que tu tarea era empujar la roca con todas tus fuerzas, y lo has hecho. Nunca dije que esperaba que la movieras. Tu tarea era empujar. ¿En realidad fracasaste? Mírate, tus brazos están fuertes y tus musculosos y tus piernas se han vuelto duras. Cierto, no has movido la roca, pero tu misión era ser obediente y empujar para ejercitar tu fe en mí. Ahora, querido hijo, yo moveré la roca”».

A veces, la vida cristiana, desde nuestra perspectiva humana, puede parecer infructífera e incluso sin sentido, pero Dios nos pide que ejerzamos la perseverancia porque él sabe lo que es mejor para nosotros. Hoy @Dios te pide: «Ten fe. Ten paciencia. Sé perseverante. Ahora quizás no lo entiendas, pero pronto verás los resultados de tu fe».

Comparte este devocional
Deja tu comentario