Viernes 30 de Diciembre de 2022 | Matutina para Menores | Proyecto “Gratitud”

Proyecto “Gratitud”

“Con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias” (Filipenses 4:6, NVI).

¡Hoy tengo un desafío hermoso para proponerte! Algo que si lo pones en práctica, fortalecerá tu relación con Jesús y podrás ver de manera concreta cómo su mano guía tu vida y la de tu familia. Pero sobre todo, ¡te dará la satisfacción de ser agradecido!

¿Notaste cuál es la idea principal del versículo de hoy? La oración consiste no solo en pedir, sino en agradecer a Dios. Ahora, si yo te pidiera que escribieras en un papel todas las bendiciones recibidas durante este año, ¿cuánto escribirías? Para que no te pase como a muchos de nosotros, que aunque hacemos memoria no logramos recordar todo, te propongo poner en práctica el proyecto “Gratitud”. Te invito a empezarlo el 1° de enero del nuevo año. Quiero decirte que lo ideal es que hagas este proyecto junto a tu familia, así podrán enriquecerse todos. Pero si lo haces tú solo, está bien. Primero, consigue un lindo cuaderno y ponle un título que diga “Libro de gratitud de la familia _” o “Libro de agradecimientos”. Titula la primera hoja con el año.

¿Cuál es la consigna? Tener siempre el cuaderno junto con los materiales del culto diario, y todos los días antes de orar, pensar en motivos para agradecer e ir anotando con fecha en el cuaderno oraciones contestadas, logros obtenidos, años cumplidos, protección de Dios, bendiciones inesperadas, etc. Habrá días en que anotarán cosas, y habrá otros en los que no. Lo importante es no dejar pasar ninguna bendición sin anotar.

¿Cómo sigue el proyecto? Cuando haya pasado el año y llegue el 31 de diciembre, deberán leer en familia todos los agradecimientos escritos durante el año. Te sorprenderás de la cantidad de bendiciones recibidas que, si no las hubieras anotado, no las recordarías. Y para cerrar ese momento, sería hermoso que terminen con una oración de gratitud. ¿Qué mejor despedida de año que esa?

Un desafío extra: Al comenzar el año, escriban cada uno en un papelito las metas y aspiraciones para ese año (mejorar la nota en una determinada materia, ganar un alma para Cristo, comenzar un deporte, etc.). Luego deberán guardar el papelito en un sobre y cerrarlo. Ese sobre se dejará guardado durante todo el año y se podrá volver a abrir el 31 de diciembre. ¡Verás que Dios los sorprenderá! ¿Te animas a probar el proyecto “Gratitud”?

Gabriela

Comparte este devocional
Deja tu comentario