Domingo 09 de Abril de 2023 | Matutina para Jóvenes | “Time lapse”

“Time lapse”

Él es quien cambia los tiempos y las edades; quita reyes y pone reyes; da sabiduría a los sabios, y conocimiento a los entendidos. Daniel 2:21.

Vivimos tiempos de multimedia que embellecen la visión del mundo. Una de sus técnicas se llama time lapse o cámara rápida, y muestra eventos que son de larga duración en un tiempo mucho más breve. Se captan imágenes en diferentes momentos, se unen tales imágenes y se les asigna un tiempo de reproducción. Como resultado, podemos contemplar, en segundos, florecer un capullo, la danza de una aurora boreal, el movimiento de las nubes o el ritmo trepidante de una ciudad. Ver mucho tiempo en poco nos permite comprender el mundo de otra manera.

No sé qué opinarías si te dijera que en la Biblia hay varios relatos a “cámara rápida” en los que se nos explica la historia de este mundo en breve, para que podamos verla de otra forma. Los profetas en general suelen usar esta técnica, pero hay uno entre ellos que me motiva: Daniel. Daniel fue un joven, un adulto y un anciano que tuvo que enfrentarse al choque con la historia. Pensaba que su Dios protegería siempre a su pueblo y terminó desterrado en una tierra extraña. Pensaba que los grandes imperios son imperecederos y vio caer a Babilonia. Pensaba que sus visiones eran inexplicables y, al final, lo entendió todo: no hace falta comprender para ser salvo.

Cuando leemos su libro y verificamos sus profecías, entendemos que hay un mensaje que quizá no percibimos en el día a día. Por encima de reyes y reinos, de ambiciones y batallas, de maldades y ataques, está Dios. Dios es el Señor de la Historia y lo ha enfocado todo para nuestra redención. Por eso señala con todo lujo de detalles la primera venida de Jesús, y de la misma forma nos presenta su segunda venida. Nuestra salvación es la constante en el guion de esta Tierra. Quizá no entendamos las razones de una adversidad, de la muerte de un amado, de la enfermedad de tantos, pero sabemos que al final seremos salvos.

Cuando Daniel, afligido por la incomprensión del futuro, suplica a Dios por más información, el Señor le otorga la verdadera sabiduría y conocimiento: “En cuanto a ti, tú irás hasta el fin, y reposarás, y te levantarás para recibir tu heredad al fin de los días” (Dan. 12:13). En otras palabras: “¡No te preocupes, porque serás salvo!” Esa era la única información que realmente necesitaba, todo lo demás era accesorio.

El libro de Daniel es solo un ejemplo, toda la Biblia está impregnada de este mensaje, y es que, aunque no lo comprendas todo, serás salvo.

Hay un mensaje especial para ti:  Miércoles 30 de Marzo de 2022 | Matutina para Jóvenes | Dios tiene un pueblo
Comparte este devocional
Deja tu comentario