Jueves 26 de Agosto 2021 | Matutina para Mujeres | Ser soltera

Escuchar Matutina

Ser soltera

“ ‘Porque mis ideas no son como las de ustedes, y mi manera de actuar no es como la suya. Así como el cielo está por encima de la tierra, así también mis ideas y mi manera de actuar están por encima de las de ustedes’. El Señor lo afirma” (Isa. 55:8, 9).

Los prejuicios culturales acosan a muchas damas que, por deci­sión propia o porque aún no ha llegado el momento, no tienen esposo. Pareciera ser que la idea de la “media naranja” aún permea el pensa­miento de muchos, haciéndoles creer que una mujer sin pareja está incom­pleta. Por esto, muchas chicas van a un matrimonio apresurado que trae más infortunio que fortuna, o viven su soltería como algo negativo, que las hace sentirse insuficientes o poco atractivas a los ojos masculinos. 

Es importante considerar que el matrimonio es una opción y no una nece­sidad imperiosa que se debe cubrir a toda costa. El deseo de casarse puede convertirse en una obsesión destructiva, que en ocasiones es provocada por los más allegados a la mujer soltera. Las madres debemos ser guías y orientado­ras de nuestras hijas, haciéndolas sentir valiosas sin importar su estado civil. 

Tu disfrute de la vida no está determinado por tu estado civil. No es ne­cesariamente más feliz la mujer casada que la mujer soltera, y viceversa. Tanto la soltería como el matrimonio tienen sus dificultades y sus recompensas. Por eso, no pidas a Dios que te envíe un esposo; más bien, sométete a su vo­luntad, y confía en que él te dará lo que es mejor para tu vida terrenal como anticipo del cielo. 

Ser soltera no es sinónimo de soledad ni de abandono. La imagen ideali­zada de la mujer casada como alguien que goza de compañía y compañeris­mo, en contraste con la imagen negativa de quien continúa soltera después de haber rebasado cierta edad, son solo preconceptos que parten de la ignorancia. 

Querida amiga que lees estas líneas y aún no te has casado, no te apresu­res en la búsqueda; si Dios tiene un esposo para ti, lo traerá a tu lado en el momento correcto, oportuno y en conformidad con su voluntad. Ahora es tiempo de disfrutar lo que tienes; y déjame decirte que lo que puede hacer una mujer soltera no está al alcance de una casada. 

Vive en estrecha relación con Jesús, cultiva amistades sin intenciones de encontrar marido, solo buscando amistad; prepárate, trabaja, ayuda, sirve a Dios y todo te será añadido.

Comparte este devocional
Deja tu comentario