Jueves 29 de Diciembre de 2022 | Matutina para Adolescentes | Lone Star State [El Estado de la Estrella Solitaria]

Lone Star State [El Estado de la Estrella Solitaria]

“Yo confirmaré mi pacto contigo y con tus descendientes después de ti, de generación en generación. Este es el pacto eterno: yo siempre seré tu Dios y el Dios de todos tus descendientes” (Génesis 17:7, NTV).

Texas tiene una larga y colorida historia. Siempre ha sido un lugar en el que la naturaleza y los cielos abiertos llenan la mayor parte de su horizonte. En la prehistoria, Texas fue el hogar de muchos mamíferos ahora extintos: el mamut lanudo, los tigres de dientes de sable y castores gigantes. Los nativos norteamericanos que vivían en Texas antes de la llegada de los europeos eran los “constructores de montículos”: los apaches, los comanches, los cheroqui, los choctaw, los kikapú, los kiowa y los wichita.

En 1820, Texas se independizó de España y pasó a formar parte de México. Texas empezó a recibir a colonos estadounidenses (por ejemplo, un gran grupo liderado por Stephen Austin) y, en poco tiempo, estos superaban en número a los mexicanos. El gobierno intentó controlar a estos grupos de extranjeros, pero los colonos no tardaron en rebelarse y, en 1836, Texas declaró su independencia de México. El general mexicano Santa Anna atacó El Álamo, un pequeño fuerte en San Antonio, y el ejército de voluntarios de Texas sufrió una derrota. Sin embargo, menos de dos meses después, Sam Houston capturó a Santa Anna y puso fin a los planes de México de retener a Texas.

Los tejanos eligieron a Sam Houston como presidente y, once años después, el 29 de diciembre de 1845, Texas se unió a Estados Unidos como el 28º estado. El término “seis banderas sobre Texas” surgió por los seis países que reclamaron y controlaron el territorio a lo largo de los años: España, Francia, México, la República de Texas, Estados Unidos y los Estados Confederados de América.

Texas, apodado durante mucho tiempo el “Estado de la Estrella Solitaria” (por la estrella que se encuentra en su bandera), tiene casi 700.000 kilómetros cuadrados. La frase “todo es más grande en Texas” proviene de los amplios espacios de pradera y desierto. Siempre se ha considerado el corazón del país ganadero y el hogar del vaquero. Es el estado más grande del territorio continental de los Estados Unidos, y el segundo en superficie y población.

Cuando Texas entró en la Unión en 1845, aceptó acatar las leyes de los Estados Unidos de América, y su nuevo estatus le dio los derechos legales de cualquier otro estado de la Unión.

El pacto de Dios es muy parecido. Siempre seremos parte de él porque nos ha aceptado en la unión de su familia. Nuestros padres espirituales Adán, Noé y Abraham, y pacto eterno nos hace sus hijos de Dios.

Comparte este devocional
Deja tu comentario