Lunes 11 de Julio de 2022 | Matutina para Mujeres | Belleza entre las cenizas

Belleza entre las cenizas

“A todos los que se lamentan en Israel les dará una corona de belleza en lugar de cenizas, una gozosa bendición en lugar de luto, una festiva alabanza en lugar de desesperación. Ellos, en su justicia, serán como grandes robles que el Señor ha plantado para su propia gloria” (Isa. 61:3, NTV).

Durante un viaje de negocios, Jennifer Christie fue atacada y violada por un hombre que la siguió hasta su hotel. Tres meses después, mientras trabajaba en un crucero como intérprete de lenguaje de señas, ella se enfermó de gastroenteritis. Como no mejoraba con el tratamiento regular, el personal médico del crucero le pidió que se hiciera una prueba de embarazo antes de recetarle un tratamiento más agresivo. “Yo había estado tan preocupada con la posibilidad de una enfermedad de transmisión sexual, que ni siquiera había considerado un embarazo. Mi marido se había hecho la vasectomía hacía años. Pero allí estaban las dos líneas azules: estaba embarazada”, me dijo Jennifer durante una entrevista telefónica. Al regresar a su casa, le comunicó las noticias a su marido y ambos decidieron que amarían a este bebé tanto como a sus otros hijos.

“Recibí mucha presión por parte de la comunidad médica y amigos bien intencionados para que abortara a mi bebé… [pero] mi marido y yo sentimos que había algo bello y luminoso que emergía del día más oscuro de mi vida”. El padre de Jennifer le dijo que si conservaba a su bebé, él no volvería a hablarle jamás. Desde su perspectiva, esto implicaba que ella no había sido violada, sino que había tenido una relación extramatrimonial. Pese a toda la presión y el trauma físico y emocional, Jennifer y su marido decidieron que iban a ahogar el ruido de las críticas “amando con más fuerzas”. Jennifer dice que su hijo no le recuerda su violación, sino “que el amor es más fuerte que el odio […] Él trajo sanidad a nuestra familia; es un recordatorio de nuestra fortaleza y tenacidad. Él es un nuevo comienzo”. Al concluir la entrevista, Jennifer me dijo una vez más que debemos amar fuertemente: con más fuerzas que el miedo y con más fuerzas que el odio, especialmente cuando nuestra vida es una pila de ruinas quemadas. Amemos más fuertemente, confiando que Dios nos redimirá y hará nacer belleza entre las cenizas.

Señor, lléname de tu Espíritu para que pueda amar más fuertemente que el miedo y el dolor. Lléname de fe para creer que harás que la luz emerja de los momentos más oscuros de mi vida, que reedificarás mis ruinas y me darás una corona de belleza a cambio de mis cenizas. Amén.

Comparte este devocional
Deja tu comentario

2 comentarios
  • Un hijo es la bendición de Dios es maravilloso . Y
    pedir A jesucristo que haga su obra de un milagro en salvar la vida de un hijo que murieron sus neuronas, oracion y oracion para que se recupere producto de una meningitis .

A %d blogueros les gusta esto: