Lunes 21 de Noviembre de 2022 | Matutina para Adolescentes | ¿Quién le disparó a J. R.?

El personaje J. R. Ewing en la serie Dallas

¿Quién le disparó a J. R.?

“Satanás mismo se disfraza de ángel de luz. Por eso no es desorprenderse que sus servidores se disfracen de servidoresde la justicia” (2 Corintios 11:14, 15, NVI).

Hace años había un popular drama televisivo en horario de máxima audiencia llamado Dallas, cuyos personajes tejían semanalmente una red de engaños, chantajes y, a veces, incluso de asesinatos. Los magnates y empresarios eran despiadados en sus negocios; y los personajes a menudo estaban borrachos, tenían problemas con el juego y las apuestas, o eran infieles a su pareja.

Por supuesto, los giros en la trama de series como Dallas tienen que mantener a la audiencia adivinando lo que viene para que esperen con ansias la siguiente temporada. En este caso, el magnate petrolero J. R. Ewing se convirtió en un personaje traicionero y de doble cara al que todo el mundo quería odiar; y en marzo de 1980, durante los últimos momentos del episodio final de la temporada, J. R. Ewing recibió un disparo. No es de extrañar que esto inspirara una amplia cobertura de los medios de comunicación y dejara a todo el mundo haciéndose esta fatídica pregunta durante los siguientes ocho meses: “¿Quién le disparó a J. R.?”

Todo llegó a su punto álgido el 21 de noviembre de 1980, cuando 350 millones de telespectadores de todo el mundo sintonizaron la televisión para saber quién había disparado a J. R. Ewing, el presidente de la compañía Ewing Oil. Eso es mucha gente. Solo en los Estados Unidos, 83 millones de personas estaban viendo ese episodio; es decir, el 76 % de todos los televisores del país que estaban encendidos esa noche sintonizaron Dallas. ¡Eso es más gente que la que ve la Super Bowl! Hoy en día ese episodio sigue siendo uno de los momentos de suspenso más famosos de la televisión. No es de extrañar que la serie continuara durante otras doce temporadas.

Los productores de Dallas hicieron todo lo posible por ocultar la identidad del asesino de J. R., ¡y eso que solo era un programa de televisión! ¿Puedes imaginar cómo será cuando se intenten disfrazar cosas de verdadera importancia justo antes de que venga Jesús? Pablo nos dice que Satanás, asesino y padre de todas las mentiras, intentará engañar al mundo disfrazándose de ángel de luz.

Pero, los fieles seguidores de Cristo distinguirán la verdad del error, y esperarán la verdadera venida de Jesús en las nubes del cielo. No se dejarán engañar ni por Satanás con sus ropajes de luz ni por sus seguidores que se hagan pasar por siervos de la justicia.

Comparte este devocional
Deja tu comentario

1 comentario
A %d blogueros les gusta esto: