Martes 21 de Diciembre de 2021 | Matutina para Jóvenes | Salvado por una canción

Escuchar

Salvado por una canción

“Y cuando la encuentra, la pone sobre sus hombros gozoso” (Luc. 15:5).

En la víspera de Navidad de 1875, Ira D. Sankey, quien tenía el don de predicar por medio del canto, viajaba por el río Delaware en un buque a vapor. Era una noche calma y estrellada, y había muchos pasajeros reunidos en la cubierta. Le habían pedido que cantara y accedió de buena gana. En ese momento estaba parado y sus ojos se dirigieron hacia el cielo en oración silenciosa. Tenía la intención de cantar una canción de Navidad pero, por alguna razón, sintió que debía cantar el himno “Savior, Like a Shepherd Lead Us”.

Luego de que el himno terminara, un hombre se acercó y le preguntó:

–¿Usted sirvió en el ejército de la Unión alguna vez?

–Sí –respondió.

–¿Puede recordar si estuvo de guardia una noche de luna en 1862?

–Sí –contestó Sankey, muy sorprendido.

–Yo también recuerdo esa noche –dijo el extraño–, pero yo estaba sirviendo en el ejército Confederado. Cuando lo vi parado en su puesto de trabajo, levanté mi arma y apunté. Estaba parado en la sombra, mientras que toda la luz de la luna se posaba sobre usted. En ese instante, tal como lo hizo hace unos segundos, elevó su mirada hacia el cielo y comenzó a cantar. La música siempre ha tenido gran poder sobre mí. Quité mi dedo del gatillo. Que cante esta canción hasta el final –pensé–, y luego lo mato. La canción que cantó esa noche fue la misma que cantó ahora. Esas palabras removieron muchos recuerdos y comencé a pensar en mi niñez y en mi madre, que me había cantado muchas veces ese himno. Cuando usted terminó de cantar, no pude dispararle y pensé: El Dios capaz de salvar a aquel hombre de la muerte, seguro debe ser muy grande y poderoso. En aquel momento, mi corazón fue tocado por su voz. Y ahora me gustaría que me ayudara a encontrar la cura para mi alma herida.

Esa noche, ambos fueron al Salvador que busca la oveja extraviada hasta que la encuentra.

¿Qué canción significativa para ti puedes compartir con alguien hoy? No necesariamente tiene que ser un villancico, pero sí podemos aprovechar esta oportunidad en que las personas están más sensibles a la historia del nacimiento de Jesús para compartir el mensaje de salvación. Pídele a Dios que te use y alguien más se acerque al Señor por una canción.

Comparte este devocional
Deja tu comentario