Matutina para Adolescentes | Martes 23 de Abril de 2024 | ¡Qué calor!

¡Qué calor!

«Pero, aun si no lo hiciera, sepa bien Su Majestad que no adoraremos a sus dioses ni nos arrodillaremos ante la estatua de oro» (Daniel 3:18).

¿CUÁL ES LA TEMPERATURA EN ESTE MOMENTO? Averígualo.
La temperatura más alta jamás registrada por los termómetros de la Tierra está en el desierto americano, que tiene el sugestivo nombre de Valle de la Muerte. Esa temperatura fue de 56.7 °C. Nada agradable, ¿verdad? ¡Sin embargo, hace cosa de un par de años, un satélite de la NASA registró una temperatura increíble en el desierto de Lut, Irán: 170.7 °C!

¿Podría alguien sobrevivir en el desierto de Lut? La fisióloga Frances Ashcroft dice que el problema es la temperatura interna del cuerpo, que no puede superar los 42 °C. Pero el cuerpo humano es increíblemente resistente. Frances dice que un hombre logró sobrevivir durante 15 minutos a una temperatura de unos increíbles 105 °C.

Pero ningún ser humano sobrevivió a temperaturas más altas que a las que fueron expuestos los amigos de Daniel. Nabucodonosor, el rey de Babilonia, había convocado a todas las autoridades del reino a un culto ante su estatua de oro. A la hora señalada, la multitud se arrodilló, pero los tres jóvenes permanecieron de pie.

Incluso bajo el riesgo de ser arrojados a un horno de fuego, los amigos de Daniel permanecieron INMUTABLES. La respuesta de los jóvenes ante la amenaza del rey reveló que creían que Dios tenía el PODER de librarlos y que, aunque no lo hiciera, aun así no adorarían a otros dioses. ¡Qué firmeza de principios! Dios no solo libró a sus siervos del fuego, sino que estuvo a su lado dentro del horno.

El mundo nos incita a ignorar las leyes de Dios; pero, así como el Señor estuvo con sus siervos en el horno, estará a tu lado en todas tus pruebas. Mantente firme en lo que es correcto, incluso bajo el calor de los hornos de fuego de esta vida.

Hay un mensaje especial para ti:  Domingo 24 de Abril de 2022 | Matutina para Adolescentes | Se recluta al primer jugador de baloncesto afroamericano
Comparte este devocional
Deja tu comentario