Matutina para Jóvenes | Lunes 17 de Julio de 2023 | Imágenes de la iglesia

Imágenes de la iglesia

Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas, que da su fruto en su tiempo y su hoja no cae, y todo lo que hace prosperará. Salmo 1:3.

A veces pienso con qué compararía hoy Jesús a su iglesia. ¿Qué ilustración emplearía para que percibiéramos su misión? ¿Cómo explicaría que nos debemos tanto a los de adentro como a los de afuera? Algunos podrían pensar que el mejor ejemplo es una “regleta” (llamada también “zapatilla” o “múltiple”) Todos nos conectamos a la vez a la energía para cargar nuestras baterías. Es una imagen que responde al concepto que muchos cristianos tienen de la iglesia. Pero la iglesia no es una experiencia temporal y “energética”, casi mística, que recibimos de forma pasiva. Otros podrían relacionarla con un hospital; de hecho, es una comparación que he escuchado muchas veces. Es cierto que, como pecadores, llegamos a Jesús para ser sanados, pero sería muy triste que alguien sano no abandonara el centro de salud. Aunque no se reconozca, la actitud de bastantes nos haría pensar que la iglesia es como un escenario. Aunque nos guste la música y la disfrutemos, ir a la iglesia es mucho más que acudir a un concierto. Aunque nos guste vestir bien o ver cómo visten otros y lo comentemos, no es un desfile de moda, y el estrado desde el que se predica no es una pasarela. Aunque nos guste un sermón ameno y nos divirtamos, no es un espectáculo de variedades.

Creo que, en tiempos de deforestación como los que vivimos, Jesús nos compararía con un bosque. Primero, porque solemos perder la visión completa y nos vamos por las ramas. Vivimos batallas personales y superficiales, cuando debiéramos compartir victorias colectivas. Segundo, porque en un bosque es tan importante la totalidad como la individualidad. En la iglesia no dejamos de ser nosotros, con nuestros dones y talentos, y por la influencia del Espíritu Santo, somos un pueblo con una identidad y una misión. Tercero, porque un bosque crece gracias a la relación y la cooperación de todos sus componentes. A la sombra de las coníferas crecen las diminutas setas que permiten la comunicación entre los árboles. Cada pequeña hoja aporta superficie y volumen que refrescan el ambiente del bosque. La iglesia es un proyecto en el que son imprescindibles las relaciones y la cooperación. Nos necesitamos todos para crecer como personas espirituales. Un bosque es un ecosistema que aporta salubridad al entorno. La iglesia existe para ofrecer la salvación y la sanidad de Cristo a todos los que nos rodean.

Recuerda que te necesitamos para ser parte de un bello bosque junto a aguas de vida.

Hay un mensaje especial para ti:  Matutina para Jóvenes, Miércoles 05 de Mayo de 2021
Comparte este devocional
Deja tu comentario