Matutina para Mujeres | Lunes 15 de Mayo de 2023 | Causa y cura de la idolatría

Causa y cura de la idolatría

No olvidaréis el pacto que hice con vosotros, ni temeréis a dioses ajenos. 2 Reyes 17:38.

El enemigo envidia la adoración y alabanza que Dios recibe, y hará todo lo posible para obstaculizarlas. Fuimos creados intencionalmente con la necesidad de adorar y con un vacío que solo Dios puede llenar, llamado “vacío existencial”. Las personas han intentado llenarlo con modas, música, poder, dinero, conocimiento, placer, drogas, sexo; en fin, la lista es larga. Como encuentran difícil adorar a quien no ven, adoran lo visible, lo creado y no al Creador. Pierden la conciencia de quién es Dios, y lo reemplazan con ídolos que parecen llenar su vacío existencial.

Naciste con una inclinación natural a adorar, y si no educas tu mente para adorar al Dios infinito, terminarás adorando representaciones visibles. La idolatría limita o falsifica el concepto de Dios y termina convirtiendo al idólatra en un esclavo de su ídolo, pues este exigirá su tiempo, drenará sus finanzas y agotará sus energías.

¿Qué puedes hacer para librarte de la esclavitud de la idolatría? Clamar a Dios y pedir que renueve tu conciencia y ocupe el trono de tu vida. Estudia la Palabra de Dios para comprender quién es Dios y cómo desea ser adorado.

Hay miles que tienen un falso concepto de Dios y de sus atributos. Están tan ciertamente adorando a un falso dios como los seguidores de Baal. ¿Estamos nosotros adorando al verdadero Dios, según está revelado en su Palabra, en Cristo y mediante la naturaleza, o estamos adorando algún ídolo filosófico que hemos puesto en su lugar? Dios es un Dios de verdad. La justicia y la misericordia son los atributos de su trono. Es un Dios de amor, de piedad y de tierna compasión. Así está representado en su Hijo, nuestro Salvador. Es un Dios paciente y longánime. Si así es el ser que adoramos y cuyo carácter procuramos asimilar, entonces estamos adorando al verdadero Dios (5TI p. 162).

Pídele a Dios que te revele su naturaleza santa, eterna, omnipotente, y que su presencia en tu vida sea real. Él está esperando esa invitación para revelarte el plan que tiene para ti. “Así ha dicho Jehová, Redentor tuyo, el Santo de Israel: Yo soy Jehová Dios tuyo, que te enseña provechosamente, que te encamina por el camino que debes seguir” (Isa. 48:17).

Hay un mensaje especial para ti:  Matutina para Mujeres | Martes 16 de Mayo de 2023 | Conciencia renovada
Comparte este devocional
Deja tu comentario