Miércoles 28 de Diciembre de 2022 | Matutina para Jóvenes | Empezar de nuevo

Empezar de nuevo

«¿Quién nos podrá separar del amor de Cristo? ¿El sufrimiento, o las dificultades, o la persecución, o el hambre, o la falta de ropa, o el peligro, o la muerte violenta?». Romanos 8: 35

Recuerdo cuando el presidente de mi Asociación me llamó a su oficina y allí me dio una buena noticia: iría a un nuevo distrito, ubicado en una zona con muy buen clima. Me pidió que tomara las vacaciones y que regresara en el mes de enero para hacerle frente a mi nuevo territorio. Viajé a casa para pasar el mes de diciembre con mi madre y mis hermanos. El plan era descansar y recomponer las relaciones con mi familia, que estaban bastante deterioradas por mi decisión de ser pastor adventista.

Un día, después del almuerzo, mi madre encendió la radio y sintonizó las noticias de una cadena nacional. Uno de los anuncios llamó mi atención porque mencionaba el lugar donde iría a trabajar muy pronto. El presentador describía la triste situación de una familia que había sido sepultada completamente por un alud de tierra. Mientras dormían, hubo un desprendimiento de la montaña, y el derrumbe arrasó la zona y se llevó la casa matando a diez personas de una misma familia. Los padres y sus hijos habían muerto bajo una gran cantidad de barro y piedras. Solo una de las niñas que esa noche se fue a dormir a casa de su abuelita se había salvado. Escuché la noticia con mucho dolor. Nunca imaginé lo que me esperaba al llegar al nuevo distrito.

El primer sábado abrí el templo y solo dos personas llegaron. Tuve todo el servicio para esas dos personas. Al finalizar, pregunté por el resto de los miembros y me contaron que habían muerto en un derrumbe. Recordé la noticia que escuché en mi casa. Las dos personas eran la hija sobreviviente y su abuela. Pero ellas estaban ahí, firmes y fieles a pesar de la desgracia. Listas a empezar una vez más, y así lo hicimos.

Con cada año nuevo tenemos la oportunidad de iniciar de nuevo, refrescar nuestra visión y comenzar aquellas cosas que tanto hemos postergado o retomar lo que un día dejamos. Con cada año hay una nueva oportunidad, pero también cada día es nuevo y, con él, nuestras fuerzas se renuevan.

Hoy @Dios te dice: «No importa el pasado, hoy es un día nuevo y pronto estaremos en un nuevo año. Que nada te desanime, mantente siempre dispuesto a comenzar de nuevo conmigo como tu guía. Yo soy el Dios de los nuevos comienzos».

Comparte este devocional
Deja tu comentario