Sábado 14 de Mayo de 2022 | Matutina para Jóvenes | La muerte «perfecta»

Escuchar

La muerte «perfecta»

«Yo te concederé morir en paz». 2 Crónicas 34: 28

El doctor Richard Smith publicó en el British Medical Journal que el cáncer era la mejor manera de morir. Esta fue su justificación: «Tienes la oportunidad de despedirte, reflexionar sobre tu vida, decir unas últimas palabras, visitar lugares significativos por última vez, escuchar tu música favorita, leer tus poemas favoritos y prepararte, según tus creencias, para reunirte con tu Creador o disfrutar el descanso eterno». Las reacciones a su artículo fueron variadas. Una gran parte de quienes opinaron dijeron que él era un tonto, pues el que se muere de cáncer se gasta y pudre en vida y que no veían la bondad de morirse de algún tipo de cáncer.

¡Nadie quiere morir! Esa es la realidad humana. Por eso, no creo que haya una muerte a la que podamos llamar «perfecta». Una de las razones por las que le tememos a la muerte es que sabemos muy poco sobre ella. La información más confiable sobre la muerte está en la Palabra de Dios, en cuyas promesas podemos edificar nuestras esperanzas futuras. Allí se nos dice que Dios ha proporcionado la solución final al problema que supone la muerte: «El Señor mismo, con voz de mando, con voz de arcángel y con trompeta de Dios, descenderá del cielo. Entonces, los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros, los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor» (1 Tesalonicenses 4: 16, 17, RV95).

Esa solución que la Biblia presenta se llama «resurrección» y la buena noticia es que está disponible para todos los seres humanos, pero hay un secreto para acceder a ella: «No os asombréis de esto, porque llegará la hora cuando todos los que están en los sepulcros oirán su voz; y los que hicieron lo bueno saldrán a resurrección de vida» (Juan 5: 28, 29, RV95). Por eso, aunque nadie quiere morir, los cristianos no hemos de mostrarnos desesperanzados ante la muerte.

Es posible que hayas perdido a algún ser querido recientemente y es normal que te sientas triste al respecto. Pero el mensaje de @Dios para hoy es: «Yo resolví el problema de la muerte para siempre. Gracias a la muerte de mi Hijo Cristo Jesús, la resurrección está garantizada para todo aquel que crea».

Comparte este devocional
Deja tu comentario