Domingo 05 de Junio de 2022 | Matutina para Jóvenes | De generación en generación

Escuchar

De generación en generación

«Grábate en la mente todas las cosas que hoy te he dicho, y enséñaselas continuamente a tus hijos; háblales de ellas, tanto en tu casa como en el camino, y cuando te acuestes y cuando te levantes. Lleva estos mandamientos atados en tu mano y en tu frente como señales, y escríbelos también en los postes y en las puertas de tu casa». Deuteronomio 6: 6-9

Mi esposa es adventista de cuarta generación. Su mamá y su papá tuvieron padres cristianos. La fe se ha preservado al pasar de padres a hijos. Mis hijas ahora son creyentes de quinta generación. En materia espiritual, la influencia que ejercen los padres es muy poderosa.

Hace poco encuesté 302 personas para saber cómo se une la gente a la iglesia. Las principales razones, en orden descendente, son:

•Nacido en hogar adventista: 59 personas.

•Traído por un amigo o familiar: 58 personas.

•Por la influencia de libros, revistas y otra literatura: 49 personas.

•Evangelismo publico: 36 personas.

•Por haber recibido estudios bíblicos en casa: 34 personas.

•Por las visitas del pastor: 20 personas.

•Por la influencia de la televisión o radio: 20 personas.

•Gracias a cursos bíblicos por correspondencia: 19 personas.

•Material en Internet: 7 personas.

Esta lista muestra claramente la importancia del ejemplo que recibimos en casa. No hay bendición más grande que nacer en un hogar donde tus padres aman, sirven y obedecen a Dios. Yo no tuve este privilegio, de hecho, no tuve la oportunidad de crecer con un padre en casa porque murió asesinado cuando yo era apenas un niño. Pero cuando conocí la iglesia me fui a vivir con una familia cristiana donde pude recibir la influencia de un padre y una madre que me sirvieron de ejemplo a seguir.

El instrumento más útil que Dios tiene para la transmisión de la verdad es el ejemplo que los padres pueden dar a sus hijos. La religión se aprende más fácil de esta manera. Si has recibido un ejemplo de piedad de tus padres, no lo desprecies. Si al igual que yo no tuviste ese privilegio, aprende de los «veteranos» y, cuando formes tu familia, procura transmitir los valores cristianos. El mensaje de @Dios para ti hoy es: «La mejor forma de transmitir los buenos principios y valores es de generación en generación».

Comparte este devocional
Deja tu comentario

1 comentario
A %d blogueros les gusta esto: