Domingo 08 de Mayo de 2022 | Matutina para Adolescentes | La Sociedad Bíblica Americana

La Sociedad Bíblica Americana

“Toda la Escritura es inspirada por Dios y es útil para enseñarnos lo que es verdad […]. Nos corrige cuando estamos equivocados y nos enseña a hacer lo correcto” (2 Timoteo 3:16, NTV).

La Biblia es el libro más publicado de todos los tiempos y está disponible en el idioma local para al menos el 98 % de la población. Se compone de 66 libros: 39 en el Antiguo Testamento y 27 en el Nuevo Testamento. Cu­rio­samen­te, la palabra “Biblia” no aparece en ninguna parte de las Escrituras. Los miembros de la iglesia cristiana primitiva usaron ese término para referirse al Antiguo Testamento; y a partir del año 200 d.C., aproximadamente, cuando se formó el Nuevo Testamento al aceptar como Palabra de Dios los evangelios y las epístolas, llamaron Biblia al libro completo.

En 1450, Johann Gutenberg comenzó a trabajar en una copia impresa de la Biblia utilizando un nuevo invento que llamó “impresión en bloque”. En 1950, en el 500º aniversario del invento de Gutenberg, se estimó que se habían impreso más de 2.000 millones de Biblias. En 2008, esa cifra se había duplicado: habían salido 4.000 millones de ejemplares de las prensas, en miles de idiomas y ediciones. Estas cifras convierten a la Biblia en el indiscutible best seller de todos los tiempos.

El 8 de mayo de 1816, los delegados de 35 sociedades bíblicas se reunieron en Nueva York para formar la Sociedad Bíblica Americana. En aquella época, los protestantes estadounidenses se sintieron llamados por Dios a predicar el evangelio al mundo y a difundir las Escrituras en el mayor número de idiomas posible. En el primer año de la Sociedad Bíblica Americana, se repartieron 6.140 Biblias a personas en las calles de Nueva York o se enviaron a misiones en el extranjero. Para 1900, ya se habían repartido más de 60 millones de ejemplares de las Escrituras. ¡Son suficientes Biblias para hacer una pila de 1.450 kilómetros de altura!

Las Sociedades Bíblicas de todo el mundo colaboran para que la Biblia se imprima en la mayor cantidad de idiomas posible. Hasta la fecha, fue traducida a 680 idiomas en África, 590 en Asia, 420 en las islas del Pacífico, 420 en América Latina, 210 en Europa y 75 en Norteamérica. En 1999, los traductores de la Biblia de Wyclif anunciaron que, para 2025, tenían previsto haber comenzado una traducción de la Biblia en cada uno de los idiomas restantes. Hoy calculan que todavía falta traducir la Biblia a unos 2.000 idiomas y que, de una población mundial de casi 7.000 millones de personas, solo 193 millones no tienen una Biblia en su idioma (más o menos la cantidad de habitante que tiene la República del Brasil. ¡Unas cifras inspiradoras para un libro inspirado!

Comparte este devocional
Deja tu comentario