Domingo 20 de Marzo de 2022 | Matutina para Jóvenes | La clave del crecimiento

Escuchar

La clave del crecimiento

«En todo caso, por mucho que uno se preocupe, ¿cómo podrá prolongar su vida ni siquiera una hora?». Mateo 6: 27

Como hemos visto anteriormente en varias reflexiones, todo el proceso que nos conduce a la salvación es obra de Dios: Él diseñó el plan de salvación, envió a su Hijo a esta tierra a través de la Encarnación, dirigió su vida en medio de la raza humana, lo sostuvo en el trance amargo de la cruz y después, por medio del Espíritu Santo, inició el proceso de aplicación de la victoria de la Cruz a nuestra vida. El Espíritu Santo nos atrae a Cristo, produce la conversión y, lo que muy a menudo olvidamos, se ocupa del desarrollo de nuestra vida espiritual.

Elena G. de White escribió que «las plantas y las flores no crecen por decisión propia, ni por su preocupación o esfuerzo, sino porque reciben lo que Dios proporcionó para favorecer su existencia. El niño no puede por su esfuerzo o por su propio poder añadir nada a su estatura. Tampoco tú podrás haciendo lo mismo, crecer espiritualmente. La planta y el niño crecen al recibir de la atmósfera circundante aquello que mantiene su vida: el aire, el sol y el alimento. Lo que estos dones de la naturaleza son para los animales y las plantas, lo es Cristo para los que en él confían» (El camino a Cristo, pp. 100, 101).

Tal vez te preguntes: «Pero si Jesús se encarga de hacerme crecer, ¿qué debo hacer yo?». Sencillo: mantener nuestra relación con Cristo. ¿Cómo podemos lograr esto? Mediante el estudio diario de la Palabra de Dios, la oración, la reorientación permanente de nuestras relaciones, testificando y poniendo en buen uso nuestros talentos en la iglesia. Como ya vimos, la dependencia de Dios es un asunto total o inexistente. No existe tal cosa como una confianza parcial o una entrega parcial. O estamos sometidos a Dios en un momento dado, o no lo estamos y en cambio dependemos de nosotros mismos.

Cuando dependemos de nosotros mismos solo cosechamos problemas, desaciertos y chascos. Hoy @Dios te dice: «¿Deseas crecer espiritualmente? Concéntrate en mantener una relación con Cristo y yo me encargaré de tu crecimiento espiritual».

Comparte este devocional
Deja tu comentario