Jueves 24 de Febrero de 2022 | Matutina para Jóvenes | La cortina que los salvó

Escuchar

La cortina que los salvó

«Como el ave que protege su nido volando encima de él, así protegerá el Señor todopoderoso a Jerusalén; la cuidará, la salvará, la defenderá, la librará». Isaías 31: 5

El viernes por la tarde aquel pequeño y humilde templo ubicado en una zona rural quedó listo para el culto de sábado. Bancas limpias y perfectamente alineadas, el púlpito perfectamente centrado, las sillas organizadas para los oficiantes y una hermosa cortina blanca cubría la parte de atrás de la plataforma. Al amanecer del día siguiente, los miembros de la iglesia comenzaron a salir de sus hogares para trasladarse al lugar donde adorarían a Dios. Pero mientras avanzaban hacia la capilla, las fuerzas armadas habían desplegado tropas en la región para perseguir a un grupo de rebeldes.

El culto comenzó a las nueve de la mañana con cantos de adoración. El ambiente no podía ser mejor para aquel grupo de 44 personas. Las tropas avanzaban por tierra y aire, usando helicópteros artillados. El comandante que viajaba en la nave principal observó por los binoculares a un grupo de personas reunidas. Comunicó a las tropas de tierras y a las otras naves que había un objetivo militar. El protocolo acordado era lanzar una bomba, luego llevar a cabo una operación envolvente y finalmente verificar cuántos insurgentes habían sido dados de baja.

El helicóptero principal se abalanzó hacia su objetivo y los hermanos advirtieron lo que estaba por pasar. Las damas y los niños empezaron a llorar. Dos dirigentes ordenaron que todos se calmaran y oraran. Cuando estaban orando, una idea cruzó como un relámpago en la mente de uno de los dirigentes. Corrió hasta la ventana, tomó la cortina blanca, la amarró a un palo y salió a la puerta principal, ondeando la cortinita como señal de paz y sometimiento (muy parecido al clímax de la película White House Down). Desde la nave el comandante pudo ver al caballero agitando la cortina blanca y suspendió el ataque. Luego mandó a aterrizar la nave frente a la capilla. Según cuenta el profesor Enoc Iglesias, el comandante descendió de la nave, con cara de simpatía y amistad, y declaró:

—Se salvaron porque mostraron la cortina blanca; felicito a quien tuvo la idea.

No me quedan dudas de que @Dios siempre cuida a su pueblo. Aquel día se salvaron 44 personas gracias a una simple cortina blanca. A veces, los elementos a los que menos atención les prestamos pueden resultar decisivos en algún momento de nuestra vida. Por eso siempre es bueno mantener tu vida en las manos de Dios.

Comparte este devocional
Deja tu comentario