Jueves 26 de Mayo de 2022 | Matutina para Adolescentes | Nace John Wayne

Nace John Wayne

“En todo tiempo ama el amigo y es como un hermano en tiempo de angustia” (Proverbios 17:17, RVR 95).

Nacido el 26 de mayo de 1907, Marion Michael Morrison, ahora conocido como John Wayne, llegó a convertirse en el actor que personificó el Oeste norteamericano.

Wayne tenía seis años cuando su familia se trasladó de Winterset, Iowa, a Glendale, California. De adolescente, se levantaba a las cuatro de la mañana para repartir periódicos y, después de la escuela, jugaba fútbol y hacía repartos para las tiendas locales. Cuando se graduó de la secundaria, esperaba asistir a la Academia Naval de los Estados Unidos. Cuando fue rechazado, aceptó una beca completa para jugar fútbol en la Universidad del Sur de California, en Los Ángeles.

En el verano de 1926, el entrenador de fútbol de Wayne le encontró un trabajo como ayudante de utilería en el rodaje de una película dirigida por John Ford. Ford comenzó a utilizar a Wayne como extra, y acabó confiando en él para algunos papeles más importantes. En 1930, Ford lo recomendó para una película del oeste llamada The Big Trail [La gran jornada]. Wayne consiguió el papel, pero la película no tuvo éxito y Ford lo despidió.

Durante la siguiente década, Wayne trabajó en innumerables películas del oeste de bajo presupuesto, afinando su talento y desarrollando una personalidad propia para sus personajes de vaquero. Finalmente, su viejo mentor, John Ford, le dio su gran oportunidad al contratarlo para el western de 1939 Stagecoach [La diligencia]. Wayne interpretó el papel de Ringo Kid, dando al personaje rasgos tan atractivos que su papel en el cine cambió para siempre. Ahora, el mundo no se cansaba de su dureza, la honestidad de sus ojos claros, su valentía y su firmeza. Además de las películas del Oeste, Wayne también actuó en películas de guerra. Fue un pequeño paso de interpretar a un simple vaquero a interpretar a valientes combatientes de la Segunda Guerra Mundial.

A finales de la década de 1960, aunque había demostrado ser más simpático de lo que se esperaba, algunos estadounidenses se cansaron de Wayne y de sus predecibles personajes patrióticos. Sin embargo, a medida que fue representando otros papeles que le valieron el premio Oscar, incluso sus críticos más severos no pudieron evitar admirar su singular contribución al arte de la interpretación.

Tristemente, mientras representaba lo que sería su último papel, se encontró con un enemigo al que no pudo vencer: el cáncer de pulmón invadió su cuerpo y murió tres años después. Hasta el día de hoy, las encuestas públicas identifican a John Wayne como uno de los actores más populares de todos los tiempos. ¿Cómo actúas tú ante la adversidad?

Comparte este devocional
Deja tu comentario

1 comentario
A %d blogueros les gusta esto: