Jueves 27 de Octubre de 2022 | Matutina para Adolescentes | Cuáqueros ahorcados por los puritanos

Cuáqueros ahorcados por los puritanos

“Entonces los arrestarán, los perseguirán y los matarán. En todo el mundo los odiarán por ser mis seguidores” (Mateo 24:9, NTV).

Siempre se consideró a los Estados Unidos la tierra de los libres y los valientes. Un lugar donde la Estatua de la Libertad llama a todo el mundo, invitando a las “masas apiñadas que anhelan respirar libres”. Pero, no siempre ha sido exactamente así.

Al igual que muchos otros que buscaban la libertad religiosa, los puritanos llegaron a Massachusetts para escapar de la persecución de la Iglesia estatal de Inglaterra. Sin embargo, cuando otras personas de otras religiones intentaron establecerse entre ellos, los puritanos los persiguieron duramente. En octubre de 1656, dos cuáqueros fueron ejecutados por los puritanos en la colonia de Massachusetts. ¿Por qué? Porque las leyes de Massachusetts en ese momento decían que a los cuáqueros no se les permitía vivir en la colonia.

Todos habían sido desterrados por razones religiosas, pero algunos de ellos se quedaron de todos modos, y por ello fueron colgados en una ejecución pública en Boston Common.

Más tarde, en 1682, un hombre llamado William Penn, un cuáquero, fue a vivir a Norteamérica. Se convertiría en el cuáquero más famoso de la historia de Estados Unidos. Penn se hizo amigo de los indios y, según algunos, logró casi por sí solo la paz y la prosperidad a la colonia de Pensilvania. También fue perseguido, pero defendió con firmeza los derechos de todos en su colonia, fueran cuáqueros o no.

Algún día volverá a haber grandes persecuciones. Las personas religiosas fueron crueles y odiosas en los días de los puritanos, y podemos esperar que esa situación se repita en el futuro. Las personas que están bajo la influencia de Satanás son capaces de cualquier cosa, y la naturaleza humana no ha cambiado mucho a lo largo de los siglos.

La Biblia está llena de muchas historias de personas que sufrieron persecución porque se aferraron a sus convicciones y permanecieron fieles a Dios. Noé fue fiel al construir el arca y permanecer en ella mientras esperaba la lluvia. José fue fiel en su lealtad a Potifar, capitán de la guardia del rey, y se mantuvo fiel a Dios en la cárcel. Daniel fue fiel en sus oraciones a Dios tres veces al día y confió en él en el foso de los leones. Pablo fue fiel a Jesús de muchas maneras en sus viajes misioneros y hasta en su muerte.

¿Qué los mantuvo firmes? Dios y sus promesas: “pero el que se mantenga firme hasta el fin será salvo. Y este evangelio del reino se predicará en todo el mundo […], y entonces vendrá el fin” (Mat. 24:13, 14, NVI). ¡Pronto Jesús volverá a buscarnos!

Comparte este devocional
Deja tu comentario