Lunes 27 de Febrero de 2023 | Matutina para Mujeres | Otros tendrán miedo de ti

Otros tendrán miedo de ti

Nunca nadie podrá derrotarlos, porque su Dios hará que todas las naciones tiemblen de miedo ante ustedes. Dios así lo ha prometido. Deuteronomio 11:25, TLA.

Este versículo podría contarse entre las promesas condicionales. Se encuentra entre la lista de bendiciones por la obediencia. Es una variación de la promesa hecha por Dios en el monte Sinaí: “En toda nación donde pongas el pie haré que tus enemigos te tengan miedo, se turben y huyan de ti” (Éxo. 23:27, NVI). Fue repetida por los habitantes de Jericó antes de la caída de los muros: “Yo sé que el Señor les ha dado esta tierra, y por eso estamos aterrorizados; todos los habitantes del país están muertos de miedo ante ustedes”. Los israelitas también lo experimentaron, y dijeron a Josué: “El Señor ha entregado todo el país en nuestras manos. ¡Todos sus habitantes tiemblan de miedo ante nosotros!” (Jos. 2:9, 24, NVI).

¿Te das cuenta del tremendo potencial que está a tu alcance? Dios es fiel a sus promesas, y ha prometido infundir miedo en los que te desean el mal.

En una ocasión, estuve de reposo médico durante casi ocho meses. Cuando se agotaron los días permitidos por enfermedad, recibí una llamada del Departamento de Recursos Humanos para decirme que me deshabilitaban y no podía volver a mi trabajo. Pasaron tres meses, y finalmente el médico aprobó mi reincorporación. Llamé a la misma persona que me había despedido hacía varios meses y le dije que estaba lista y dispuesta a regresar a mi posición laboral. Parece que Dios le dio amnesia, pues me dio la bienvenida de regreso y lo comunicó a la directora de mi programa. Cuando regresé, todos me preguntaban cómo lo había logrado, pues habían despedido a dos profesionales que por motivos médicos se habían ausentado durante menos tiempo. Conté mi testimonio de ayuno y oración, y varias compañeras me hicieron preguntas acerca de mi fe, e incluso preguntaron cómo orar y ayunar. No hay nada mágico en el ayuno, ni aun en la oración; todo consiste en nuestra dependencia total de nuestro Dios, en confiar en que él siempre tiene el control de nuestras vidas.

Si hoy te angustia la enfermedad, el desempleo, tu incierta situación legal, una crisis financiera, o la soledad, recuerda que Dios pondrá miedo sobre la tierra que estás pisando. Si alguien te desea el mal, confía en el cumplimiento de esta promesa. Tu única responsabilidad es asegurarte de que eres fiel a Dios en amor y obediencia. Deja que Dios se encargue de lo demás.

Hay un mensaje especial para ti:  Matutina para Mujeres, Sábado 20 de Marzo de 2021
Comparte este devocional
Deja tu comentario