Martes 03 de Enero de 2023 | Matutina para Adultos | “Aumentarán los años de tu vida”

“Aumentarán los años de tu vida”

“Atiende a mis palabras, hijo mío. hazlas tuyas y aumentarán los años de tu vida” (Proverbios 4:10, DHH).

Hace unos años, la Universidad de Yale sacó a la luz una información que ya muchos presentíamos, pero que no nos atrevíamos a ratificar invocando un estudio científico: leer prolonga la vida. De acuerdo con el estudio publicado en la revísta Social Science and Medicine, las personas que tienen buenos hábitos de lectura viven por lo menos dos años más que aquellos que no leen nada. 1 El estudio, que se prolongó durante doce años y que abarcó a más de tres mil personas, sugiere que el proceso cognitivo que se pone en marcha durante la lectura permite que los lectores tengan ventajas sobre los que no leen. Los datos arrojados en la investigación plantean que la lectura mejora la concentración, fomenta el pensamiento crítico, y fortalece la empatia, la percepción social vía inteligencia emocional. ¡Leer nos da vida! Literalmente.

Aunque el estudio de estos investigadores de Yale tiene que ver con la lectura en sentido general, me parece que esa investigación confirma fehacientemente lo que ya había dicho Proverbios 4:10: “Atiende a mis palabras, hijo mío, hazlas tuyas y aumentarán los años de tu vida”. Ahora bien, los “años” que aumentarán con la lectura de la Biblia se prologarán hasta la eternidad. Pablo le explicó al joven Timoteo que leer la Palabra de Dios nos guiará a la vida eterna: “Recuerda que desde niño conoces las sagradas Escrituras, que pueden instruirte y llevarte a la salvación por medio de la fe en Cristo Jesús” (2 Tim. 3:15, DHH). En otras palabras, pasar tiempo leyendo las Escrituras nos permitirá conocer al que sí puede darnos vida eterna: Cristo Jesús.

El Señor les dijo a sus discípulos: “El Espíritu da vida; la carne no vale para nada. Las palabras que les he hablado son espíritu y son vida” (Juan 6:63, NVI). Y más adelante, Pedro lo reconoció al decir: “Tú tienes palabras de vida eterna” (Juan 6:68, RV60).

Así que si queremos vivir muchos, muchísimos años, lo mejor que podríamos hacer es convertirnos en asiduos lectores de la Palabra de Dios. El consejo dado al rey de Israel bien pudiéramos aplicarlo diariamente a nuestra cotidianidad. ¿Y cuál fue el consejo? Que leyera las Escrituras “todos los días de su vida” (Deut. 17:19, RV60). ¿Acaso no sería un excelente reto que podríamos proponernos para este año?

1 Avni Bavishi- Martin D. Slade, Becca R- Levy, ~A chapter a day: Associaiion of book reading with longevity”. Social Science and Medicine (septiembre de 2016), vol. 164, pp. 44-48.

Comparte este devocional
Deja tu comentario