Matutina para Jóvenes | Domingo 13 de Agosto de 2023 | Esnórquel

Matutina para Jóvenes | Domingo 13 de Agosto de 2023 | Esnórquel

Comparte este devocional

Esnórquel

Sed hacedores de la palabra y no tan solamente oidores. Santiago 1:22.

El esnórquel, a mi parecer, es esencial para el cristiano que flota en un mundo líquido. ¿Por qué? Le permite respirar. Sin él, en apenas unos minutos tendría que subir a la superficie a respirar aire o, en el peor de los casos, fallecer. Porque cualquier cristiano precisa “aire” (Espíritu) para existir.

Algunos prefieren las bocanadas de tanto en tanto. Van un día a la semana a la iglesia, oran en un momento de necesidad y ya está. Piensan que con hincharse espiritualmente de forma puntual es suficiente, pero esta forma de proceder no les permite bucear adecuadamente. Este tipo de religión está más cerca de las formas, las fechas del calendario, los ritos de paso que de otra cosa. Toman el concepto “religión” como “reliquia”.

Otros prefieren concebir “religión” como “relación”, son los que necesitan esnórquel (un instrumento que los vincule con el Espíritu). Su religiosidad tiene formas que surgen de un fondo, fechas en el calendario que se asocian a experiencias íntimas, ritos de paso que surgen de una constante espiritual. Un cristiano de verdad es un cristiano con esnórquel. Si eres de estos, piensa que:

1. El esnórquel debe estar bien ajustado. Hay relaciones espirituales muy inestables. Suele acontecer eso cuando basamos nuestra religiosidad solo en emociones. A estas hemos de añadir una experiencia personal y surgirán sentimientos. A estos hemos de incorporar conocimiento y surgirán certezas. De este proceso ya hablaba Pedro en 2 Pedro 1:5 al 8, no estoy diciendo nada nuevo.

2. Debe presentar cierta adaptabilidad. Una boquilla es muy incómoda si es rígida. La religión nos proporciona encuentros con Dios, eso es incuestionable. Lo que no es tan relevante es si ese encuentro es a la madrugada o al atardecer, con palabras meditadas o espontáneas, con traje o en jeans.

3. Debe estar libre de agua. Si hay agua, no existe un canal de respiración. En la vida espiritual no hay posibilidad de que convivan la irregularidad con la regularidad. El mayor obstáculo para un cristiano es mantener un pecado. ¡No existe posibilidad de respirar!

4. Debe tener un buen caudal. No se puede realizar un buceo con una pajita de refresco, porque es insuficiente. ¿Cuánto necesitas a Cristo? ¿Apenas un poco en la mañana del Día de Descanso, en la puesta de sol, al principio del examen, al iniciar las comidas? ¿Qué caudal precisas para seguir vivo?

5. Debe emplearse con periodicidad. No podemos respirar, cuando buceamos, sin la frecuencia necesaria. Es preferible una relación de suaves contactos pero frecuentes, que otra con contactos muy intensos pero aislados.

Ya sabes, no te olvides del esnórquel porque es vital.

Hay un mensaje especial para ti:  Lunes 19 de Diciembre de 2022 | Matutina para Jóvenes | El Señor te protegerá

Deja una respuesta