Martes 05 de Julio de 2022 | Matutina para Adolescentes | ¡Hola, Dolly!

¡Hola, Dolly!

“El hombre, nacido de mujer, corto de días y hastiadode sinsabores” (Job 14:1, RVR 95).

El 5 de julio de 1996, fue exitosa la primera clonación de un mamífero cuando nació la oveja Dolly. Su nombre académico fue “6LL3”, pero era una oveja… bueno, una cordera. Nació en el Instituto Roslin de Escocia y recibió el nombre de la famosa cantante y actriz Dolly Parton. El nacimiento de Dolly se anunció en febrero de 1997 y provocó una gran controversia. Algunos argumentaron que la tecnología de la clonación era algo positivo porque conduciría a importantes descubrimientos en medicina. La clonación proporcionaría órganos a las personas que necesitaran trasplantes, como páncreas de ovejas y corazones de babuinos. Además, la clonación nos daría muchos fetos para poder recoger células madre y utilizarlas en la investigación para curar enfermedades nerviosas como el mal de Alzheimer y el Parkinson. Además, la clonación facilitaría la conservación de especies en peligro de extinción.

Pero, hubo argumentos también del otro lado. La clonación no es algo bueno, dijeron, porque no es una tecnología segura todavía. No es ético. Hay demasiado que no sabemos sobre la clonación. Podríamos crearnos problemas en el futuro que serían mucho peores que los que tenemos ahora. Podríamos crear cepas de criaturas que podrían producir enfermedades nuevas. Además, la investigación con células madre requiere que se extraigan los fetos o se destruyan, y eso sería un error, ya que son criaturas vivas. Y peor: si hoy clonamos ovejas, mañana serán humanos, y eso está claramente mal.

Y algo de esto le ocurrió a Dolly. Pudo tener cuatro corderos, pero también tuvo complicaciones. Desarrolló artritis en sus patas traseras y empezó a sufrir una enfermedad pulmonar. Esto hizo que los científicos se preguntaran sobre los procesos que se daban durante la clonación y que desconocían. Al final, Dolly tuvo que ser sacrificada. Curiosamente, Ian Wilmut, el principal científico del equipo que “creó” a Dolly, está ahora muy en contra de la clonación humana.

Sea cual fuere el lado de la discusión en el que alguien se encuentre, tendrá que enfrentarse a algunos problemas reales. Por un lado, la clonación podría salvar algunas vidas. De eso no hay duda. La cuestión es: ¿qué tipo de calidad podemos esperar? El pecado creó los problemas genéticos que enfrentamos, y sabemos que el hombre no puede arreglar el problema del pecado.

Solo Dios puede hacerlo, y nosotros solo somos humanos. Ya tenemos suficientes problemas en este viejo mundo de pecado sin tratar de jugar a ser Dios.

Hay un mensaje especial para ti en la  Miércoles 01 de Diciembre de 2021 | Matutina para Adolescentes | Aburre incluso a las piedras
Comparte este devocional
Deja tu comentario