Martes 07 de Junio de 2022 | Matutina para Jóvenes | No sin ti

No sin ti

«Pero Moisés le respondió: “Si tú mismo no vas a acompañarnos, no nos hagas salir de aquí”». Éxodo 33: 15

Todo cristiano sabe que la presencia de Dios es todo para él o ella, ya que fuimos creados por Dios para caminar en su presencia. Cuando no se tiene la presencia de Dios, se genera un vacío espiritual destructivo que desemboca en drogas, alcohol, sexo ilícito, fiestas desenfrenadas, etcétera. Lo mismo aplica en la vida del cristiano; ya que si no es una persona que busca la presencia de Dios en su vida, entonces buscará otras cosas con las que llenar el vacío que se produce: el estudio, el trabajo, el éxito…

Aunque estas cosas no son malas en sí mismas, lo son cuando ocupan el primer lugar en nuestras vidas desplazando a Dios.

Había llegado el momento de decidir el mañana. ¿Qué estudiar? Algunos le decían que sus manos eran prodigiosas y que debía estudiar medicina. Otros le decían que, al ser pobre, lo mejor sería irse al ejército para hacer una carrera militar. La oferta más prometedora vino de un viejo amigo, capitán de su propia embarcación, con quien había trabajado. Le ofreció irse con él en su barco. Le enseñaría las cartas de navegación, le mostraría los pormenores de la actividad y él mismo le ayudaría a adquirir una pequeña embarcación. De esa manera crecería en el medio. La actividad: llevar alucinógenos a Europa y cambiarlas por armas que luego serían vendidas al mejor postor en Colombia. ¿Qué camino tomar?

Familiares y amigos decían que la mejor opción era aceptar la oferta del capitán. Él sabía que no era correcto, así que oró pidiendo la dirección de Dios. Un día, uno de los profesores que dictaba la materia relacionada con las vocaciones le hizo la pregunta frente a todos sus compañeros.

—¿Usted que va a estudiar?

La respuesta salió sola:

—Voy a estudiar Teología, seré un pastor en la Iglesia Adventista del Séptimo Día.

Él mismo se sorprendió de su respuesta. De allí en adelante su oración cambió: «Sabes que es el camino más difícil para mí, no tengo un solo centavo, no tengo nadie que pague mis estudios, no hay apoyo. Pero si es tu llamado, acepto. Dame tu presencia». Hoy es un fiel servidor de Dios.

No podemos andar por la vida sin Dios, pues el resultado puede ser desastroso. ¿Qué ejemplo encontramos en la vida de Moisés según el texto de hoy? Que él no estaba dispuesto a mover un solo dedo si Dios no iba con él. Así que el mensaje de @Dios para ti hoy es: «¿No sabes qué camino tomar? Pide mi dirección, yo iré contigo y te mostraré el camino que debes seguir».

Comparte este devocional
Deja tu comentario