Matutina para Adolescentes | Lunes 25 de Diciembre de 2023 | El cielo, bien cerca

El cielo, bien cerca

“Como señal, encontrarán ustedes al niño envuelto en pañales y acostado en un establo” (Lucas 2:12).

Las lámparas que ardían en las posadas abarrotadas indicaban que la ciudad estaba llena. Era un escenario perfecto para un gran evento. Sin embargo, pocas personas sabían que la verdadera Navidad tendría lugar esa noche en Belén.

En la oscuridad, en los campos donde David había guardado sus rebaños, humildes pastores velaban por sus ovejas, como solían hacerlo. Conocían las Escrituras y conocían la promesa del nacimiento de Jesús. Mientras trabajaban, aprovecharon la oportunidad para hablar sobre el Salvador y oraron para que naciera lo antes posible. No podían imaginar que sus oraciones serían contestadas ese mismo día.

De repente, una multitud de ángeles alumbró de forma deslumbrante la oscuridad de la noche, anunciando que Jesús había nacido en Belén. Uno de ellos explicó a los pastores los detalles de cómo y dónde encontrarían al Salvador.

El Rey del Universo no nació en un castillo lleno de oro, no tenía una multitud esperando en la puerta del hospital, ni estaba envuelto en una manta bordada o acostado en una cómoda cuna de lujo. El castillo era un humilde establo; los espectadores eran animales inocentes; la manta, hecha de simples trapos; y la cuna, un pesebre.

Los pastores fueron los primeros en recibir la noticia del nacimiento de Jesús. Podían ver y escuchar a los ángeles cantar. ¡Qué honor! Estaban esperando que viniera el Salvador.

Podemos tener la misma experiencia que esos pastores. “Mientras recorremos las sendas humildes de la vida, el cielo puede estar muy cerca de nosotros” (Elena de White, El Deseado de todas las gentes, p. 32). Habla sobre la segunda venida de Jesús. Ora para que ese día llegue pronto.

Hay un mensaje especial para ti:  Matutina para Adolescentes | Martes 24 de Octubre de 2023 | Smile
Comparte este devocional
Deja tu comentario