Matutina para Adolescentes | Viernes 09 de Febrero de 2024 | Jesús adolescente – 2a parte

Jesús adolescente – 2a parte

«Y el niño crecía y se hacía más fuerte, estaba lleno de sabiduría y gozaba del favor de Dios» Lucas 2:40

¿CUÁL SERÁ TU ESTATURA CUANDO SEAS ADULTO? Lo averiguaremos en un momento. ¿Cómo? Verás, podemos hacer un cálculo aproximado siguiendo estos pasos. Para calcular la estatura de las niñas, hay que restar 13 cm a la estatura del padre, luego sumar la estatura de la madre y dividir el total entre 2. El resultado del cálculo indica la estatura media, con una variación de 5 cm más o menos. En el caso de los niños, el cálculo es similar, pero en lugar de restar 13 cm a la estatura del padre, hay que sumarlos.

Haz tus cuentas aquí…

El crecimiento de Jesús no se limitó a la estatura. Jesús también crecía en sabiduría y gracia. Pero este proceso no fue sencillo ni estuvo exento de dificultades. «Nazaret era una aldea impía, y niños y jóvenes intentaban llevar a Jesús por los malos caminos. Él era inteligente y alegre, por eso disfrutaban de su compañía. Sin embargo sus principios piadosos los provocaban a ira. A menudo, cuando se negaba a participar de algún acto prohibido, lo llamaban cobarde. Varias veces se burlaron de él por ser celoso hasta en las pequeñas cosas» (Vida de Jesús, p.39).

Pero Jesús soportó pacientemente la burla y se mantuvo firme en sus principios, pues estaba seguro del cuidado de su Padre celestial. ¿Hemos crecido en sabiduría y gracia, o solamente en estatura?

La vida de quienes deciden seguir el ejemplo de Cristo también estará repleta de desafíos, pero hay una gran recompensa para quienes con paciencia resistan el mal.

¡TEN PRINCIPIOS FIRMES, ASÍ COMO EL JOVEN JESÚS LOS TUVO!

Te doblegas ante la presión para hacer lo que desagrada a Dios, o te mantienes firme a pesar de lo que la gente piense de tí?

¡Hey, agita dos veces el repelente de mosquitos!

Hay un mensaje especial para ti:  Domingo 20 de Noviembre de 2022 | Matutina para Adolescentes | Una ballena hundió un barco
Comparte este devocional
Deja tu comentario