Matutina para Menores | Viernes 04 de Agosto de 2023 | Adonías

Matutina para Menores | Viernes 04 de Agosto de 2023 | Adonías

Comparte este devocional

Adonías

“Adonías, hijo de David y de Haguit, se levantó en armas y dijo que él sería rey. Se hizo de carros de combate, y de caballería, y de una guardia personal de cincuenta hombres” (1 Reyes 1:5).

Adonías llegó a pensar que por ser (en ese momento) el hijo mayor de David, podía ser el rey de Israel. De cierta forma, siguió los mismos pasos de su hermano Absalón. Usó su apariencia física, las armas, el apoyo de Joab y de Abiatar (el jefe del ejército y el sacerdote) y se aseguró del apoyo de personas.

Adonías sabía que no era el elegido para reinar, el elegido era su hermano Salomón; así que utilizó la estrategia de organizar un banquete al que invitó a sus hermanos (excepto a Salomón). Pensó que con el apoyo militar, sacerdotal, familiar y popular podía autoproclamarse rey (vers. 5-9). En realidad, Adonías actuó como un oportunista que intentó sacar ventaja de la condición de su padre, que estaba en cama por la vejez. Adonías llegó a pensar que su padre no tenía criterio para elegir a su sucesor.

Así como otros personajes de la Biblia que buscaron una bendición o una posición para la cual no estaban llamados, Adonías terminó haciendo un ridículo que al final le costó la vida. Recuerda: nunca actúes como un oportunista ante la desgracia ajena. Nunca te aferres a lo que no te corresponde. Si Dios no tiene reservada para ti cierta bendición, no sigas luchando. Mejor reconoce su voluntad y él te mostrará el plan especial que tiene para ti.

Al enterarse, David ordenó de inmediato al sacerdote Sadoc que ungiera a Salomón como rey de Israel con el aceite reservado y consagrado para ese fin. La Biblia dice: “Tocaron el cuerno de carnero, y todo el pueblo gritó: ‘¡Viva el rey Salomón!’. Luego todos lo siguieron, tocando flautas. Era tal su alegría que parecía que la tierra se partía en dos por causa de sus voces” (vers. 39, 40).

El ruido del festín llegó hasta el banquete de Adonías. En un instante, los invitados desaparecieron y Adonías se refugió en el Tabernáculo (vers. 50). Pero al retirarse de allí siguió actuando con insensatez, y días después, Benaías lo mató (2:25).

Hay un mensaje especial para ti:  Matutina para Menores, Martes 13 de Abril de 2021

Deja una respuesta