Miércoles 01 de Junio de 2022 | Matutina para Menores | ¿Qué miras?

Escuchar

¿Qué miras?

“Puestos los ojos en Jesús…” (Hebreos 12:2 p.p.).

No quiero ser indiscreta, porque si te pregunto qué miras, me puedes responder: “No te importa”. Hay un dicho que dice que nos transformamos en aquello que contemplamos. Por eso nuestro versículo de hoy es tan importante. Vuelve a leerlo.

Si tu cabecita está llena de videojuegos, fantasía o programas de violencia, quiero darte la mala noticia de que te transformarás en eso. Y la vida, el día a día, exige realismo, buenos modales y buenos pensamientos. Debemos nutrir nuestra mente de cosas buenas y mirar ejemplos positivos.

¿Has leído el primer mandamiento? Allí en Éxodo 20:3, Dios nos invita a no anteponer nada entre él y nosotros. “No tendrás dioses ajenos delante de mí”. Dios quiere que deposites tu mirada en él y te asemejes a él. Cuando Adán y Eva recibían la visita de Dios en el Edén lo miraban cara a cara y charlaban con él. Hoy podemos mirar a Jesús, a través de la Biblia, o a través de nuestros padres y maestros cristianos, que nos dan un buen ejemplo para seguir. ¿Qué contemplas, o qué debes dejar de mirar? Quizá solo sea una cosa o, tal vez, debas hacer una lista e ir tildando lo inadecuado, lo que se interpone entre tú y Jesús.

Ezequiel vino a visitarme hoy a la biblioteca donde trabajo. Fue mi alumnito en quinto grado hace algunos años atrás. ¡Era muy travieso! Hoy me contó que a raíz de que su amado abuelo había muerto, él estuvo muy enojado con Jesús. Y esa tristeza había apartado su mirada infantil de los ojos divinos. Ahora está en quinto año de la secundaria. Cada vez que viene de visita, pasa a saludar a “su seño”.

Hoy me contó que volvió a predicar otra vez y que pudo contar cómo Jesús lo alcanzó y le tocó el corazón. Puedo ver en él todo lo hermoso que Jesús tenía preparado para su vida. Estudioso, buen hijo y compañero. ¡Todos nos sentimos orgullosos de lo que ha logrado! Ezequiel puso sus ojos en Jesús y el tierno Amigo cuidó las avenidas de su alma, para que solo llegaran a su mente cosas buenas y edificantes. ¡Ah! Me olvidaba de decirles que Ezequiel es un futuro pastor, y va a ayudar a otros a contemplar a Jesús también.

¿Quieres ser transformado? Ten cuidado con lo que contemplas. ¡Pon tus ojos en Jesús, el Autor y Consumador de tu fe!

Mirta

Comparte este devocional
Deja tu comentario