Miércoles 12 de Abril de 2023 | Matutina para Menores | Un nuevo pacto

Un nuevo pacto

“El Señor le dijo a Moisés: ‘Corta tú mismo dos tablas de piedra iguales a las primeras, para que yo escriba en ellas las mismas palabras que estaban escritas en las primeras tablas’ ” (Éxodo 34:1).

La prueba más clara de la disposición de Dios de darle una nueva oportunidad a Israel fue volver a escribir los Diez Mandamientos en otras tablas de piedra. Así Dios perdonó el pecado de la idolatría para comenzar otra vez con Israel. Esto también nos permite conocer mejor el carácter de Moisés. Se convirtió en un defensor del pueblo. En una conversación sincera con Dios, intervino en defensa de Israel.

Dios le propuso a Moisés crear una nueva nación en donde también sería el líder. Aunque le pudo parecer atractiva la oferta, no la aceptó, pues imaginó lo que otras naciones iban a decir del santo nombre de Dios. Pensando en la reputación divina ante los egipcios, dijo: “¿Cómo vas a dejar que digan los egipcios: ‘Dios los sacó con la mala intención de matarlos en las montañas, para borrarlos de la superficie de la tierra’?” (vers. 12). Luego, Moisés mencionó el pacto que Dios había hecho con Abraham, Isaac y Jacob como una razón poderosa para que Dios continuara con el plan original con Israel.

Por si los argumentos no eran suficientes, Moisés exclamó: “Yo te ruego que los perdones; pero si no los perdonas, ¡borra mi nombre del libro que has escrito!” (Éxo. 32:32). Eso es amor sacrificial, un amor interesado en el bienestar del otro antes que del suyo propio. La propuesta no fue admitida, porque cada persona es responsable delante de Dios por lo que hace. Finalmente, el Señor le indicó a Israel que continuara el camino.

Dios los perdonó completamente, y una vez más el Señor encabezó la marcha. Bajo esas circunstancias, seguro llegarían al lugar planeado. Hoy es una buena oportunidad para que te asegures que Dios camina junto a ti cada día.

Hay un mensaje especial para ti:  Sábado 04 de Marzo de 2023 | Matutina para Menores | Sifra y Fúa
Comparte este devocional
Deja tu comentario