Sábado 05 de Marzo de 2022 | Matutina para Jóvenes | Vivir por fe

Escuchar

Vivir por fe

«Pues el evangelio nos muestra de qué manera Dios nos hace justos: es por fe, de principio a fin. Así lo dicen las Escrituras: “El justo por la fe vivirá”». Romanos 1: 17

El tema de la seguridad de la salvación causa mucha duda y preocupación en el creyente. Muchos cristianos suelen buscar seguridad en sí mismos y en sus obras, pero al ver sus errores, las caídas constantes y la inestabilidad espiritual que tan a menudo nos caracteriza, dudan de su salvación. Otros llegan a la conclusión de que nunca fueron realmente salvos. He visto a millones de personas en esta misma situación en mi país: suben el cerro de Monserrate de Bogotá de rodillas mientras otra persona les va colocando arena en cada escalón. En Cartagena suben al cerro de la Popa de espaldas. En Santo Tomás se hacen crucificar de manera real. En Buga caminan largas distancias a pie y descalzos, también se hacen flagelar y mil cosas más, buscando paz con Dios.

Se cuenta que Martin Lutero vivió gran parte de su vida asaltado por las dudas y preocupaciones que le ocasionaba el tema de la salvación. Su pecado le hacía sentir culpa, al punto de que vivía constantemente deprimido. Sentía que no era lo suficientemente bueno y que no merecía el perdón de Dios. Por eso se flagelaba y se imponía severas penitencias. Un día, mientras estudiaba las Escrituras en su oficina en Wittenberg, leyó Romanos 1: 17: «El justo por la fe vivirá». Aquel día se inició un cambio en su interior. Pensó toda la noche en ese pasaje. El Espíritu Santo obró en él de una manera tal que no pudo contenerse ante tal verdad.

Lutero entendió que la salvación solo se obtiene por gracia. Nosotros no la merecemos y nunca podremos hacer algo para ganarla o merecerla.

La salvación solo puede obtenerse mediante la fe en Cristo Jesús. Después de recibir tan grande convicción y seguridad en la Palabra de Dios, encontró la paz tan esquiva que había buscado por tanto tiempo y estuvo dispuesto a dar su vida por esa verdad.

¿Y tú? ¿En quién confías? Hoy amanece un nuevo día, y la gracia de Dios está al alcance de todos. Basta solo con hacer de Jesús tu Salvador personal y Señor de tu vida. @Dios te dice hoy que «el justo vivirá por la fe».

Comparte este devocional
Deja tu comentario