Viernes 01 de Abril de 2022 | Matutina para Menores | Respeto

Escuchar

Respeto

“Así que, todas las cosas que quisierais que los hombres hiciesen con vosotros, así también haced vosotros con ellos” (Mateo 7:12).

¿Qué es el respeto? Según el diccionario, respeto es “la consideración y valoración especial que se le tiene a alguien o a algo, al que se le reconoce valor social o especial diferencia”.

¿De qué cosas o personas estamos hablando? En primer lugar, respetamos a Dios. Ese respeto especial al Señor lo llamamos reverencia. La manifestamos al usar su nombre con cuidado, al andar tranquilos en la iglesia, al respetar la Biblia, al orar y cantar como si Jesús nos estuviera viendo.

Respeto también es valorarme a mí mismo como creación de Dios. Respeto mi cuerpo cuidándolo. Respeto mi mente llenándola de pensamientos buenos y elevadores. Respeto mi corazón cultivando amor hacia mi Padre y hacia los demás. Entonces, también respeto a otros como creación de Dios.

Amo a mis semejantes y los respeto no porque sean iguales a mí, sino porque Dios los creó, con características diferentes, ideas diferentes, y los puso en diversas partes del mundo, incluso con culturas diferentes. Respeto a mis semejantes grandes y pequeños, bebés y ancianitos. No intento hacerlos iguales a mí. Aprecio que seamos distintos como un regalo del Señor.

Además, respeto lo que Dios creó. Los animales merecen mi respeto. Tanto los animales domésticos como también los que son salvajes. No los maltrato. Respeto el hermoso mundo que Dios creó. Cuido el agua, cuido los árboles. Planto flores, no rompo ni siquiera una hoja de árbol innecesariamente. Este mundo, aún corrompido por el pecado, expresa la creatividad y el amor de Dios.

Lo trato siempre como el precioso regalo que es.

Cuido también lo que tengo en casa. Sé que las posesiones no son lo más importante, pero si tengo la bendición de tener ropa, muebles, una bicicleta, o un automóvil familiar, los cuido. Respeto los objetos porque a alguien le costó dinero y esfuerzo conseguirlos.

Como dice nuestro versículo de hoy, respeto es, en esencia y por sobre todo, tratar a los demás como tú quisieras ser tratado. No significa estar de acuerdo con todos, ni tener que decir “sí” cuando quieres decir “no”. Simplemente, tratar a otros con respeto es tratarlos como lo haría Jesús. Cuando estés en duda, piensa en esto y verás cuánto más fácil es hacer lo que él quiere que hagas.

Cinthya

Comparte este devocional
Deja tu comentario