Viernes 06 de Enero de 2023 | Matutina para Adolescentes | Ojos bien abiertos

Ojos bien abiertos

Yo soy la Luz del mundo; el que me sigue, tendrá la luz que le da vida, y nunca andará en la oscuridad. Juan 8:12

En Boston, en 1897, tres niñas se pararon frente a una vitrina. Dos de ellas miraban los objetos de una tienda y se los describían a todos a la tercera niña. ¿Por qué hacían eso? Porque esa chica era ciega. No lo sabían, pero estaban siendo observadas de cerca por un periodista de un periódico local, que luego escribió una historia en la que contaba lo difícil que era para estas dos amigas explicar algo a alguien que nunca había visto y, por lo tanto, no tenía referencias para hacer una comparación.

Unos días después, el mismo reportero asistió a un sermón del gran evangelista Dwight L. Moody. Su intención era criticar el cristianismo. Pero, para su sorpresa, el predicador habló sobre la historia de las tres niñas, que había leído en el periódico, sin saber que su autor estaba entre la audiencia.

Moody dijo: “Así como esa niña ciega no podía entender completamente los objetos que se le describían, una persona que no ha aceptado a Jesús en su corazón no puede ver su gloria”. También dijo que Dios abre los ojos de aquellos que reconocen que son pecadores y aceptan a Cristo como su Salvador. Ese día, el periodista se dio cuenta de que podía ver físicamente, pero que estaba espiritualmente ciego.

¿Cuántos están en la oscuridad del pecado? Esta es la peor de las cegueras. Todos nacemos ciegos a Dios, y permanecemos así hasta que permitimos que Jesús, la Luz del mundo, abra nuestros ojos.

Comparte este devocional
Deja tu comentario