Viernes 06 de Mayo de 2022 | Matutina para Mujeres | El plan maestro

El plan maestro

“Y estoy seguro de que Dios, quien comenzó la buena obra en ustedes, la continuará hasta que quede completamente terminada el día que Cristo Jesús vuelva” (Fil. 1:6, NTV).

Dios no está jugando a las escondidas con sus planes para tu vida. Su voluntad no es un acertijo que debes descifrar o un examen que debes aprobar. ¡Él quiere bendecirte! Sin embargo, muchas veces nos sentimos ansiosas o confundidas porque esperamos que Dios revele todo el plan de una vez. No queremos esperar. Queremos recibir suficiente luz; no solo para tomar una decisión hoy, sino para el resto de nuestras vidas. Creemos que cuanta más información y menos incertidumbre tengamos, más felices seremos.

Sin embargo, en su amor y sabiduría, Dios revela sus planes gradualmente. Él escoge momentos oportunos, a medida que vamos creciendo, para darnos una revelación más plena. La vida de José es un buen ejemplo de este principio. Dios no sacó a José de la cisterna y lo colocó inmediatamente como segundo al mando del territorio de Egipto. Él lo fue guiando gradualmente, aun cuando todo parecía perdido. Me imagino que José tuvo muchas preguntas durante el proceso… ¿Por qué fui falsamente acusado? ¿Para qué estoy en la cárcel? ¿Por qué demoró dos años el copero en recordar el sueño y contarle al faraón? Tantas preguntas sin respuesta… Pero, como explica Bekeh Utietiang en God’s Plan for You [El plan de Dios para ti], José permaneció fiel. “José sufrió a lo largo de los años; no tuvo la oportunidad de ver de una vez el plan completo de Dios para él. Solo lo vio gradualmente, a medida que le era revelado. Pero se mantuvo en la fe, viviendo un día a la vez, mientras esperaba que el plan de Dios se cumpliera por completo en su vida”. Mientras esperemos recibir una revelación más clara del plan de Dios para nuestras vidas, debemos ser fieles con la tarea que tengamos ante nosotras. Muchas veces lo que necesitamos no es más información, sino más confianza en Dios. Como explica la autora Lysa TerKeurst en Uninvited [No invitada]: “No necesito saberlo todo. Solo necesito estar cerca de ti. Cada día me mostrarás qué pasos tomar. […] Mientras te siga y te obedezca, sé que estaré encaminada. Incluso cuando dé un paso en falso, tu gracia me llevará de regreso en el mismo momento que me vuelva a ti”.

Señor, quiero confiar en ti a cada paso del camino. Mientras espero una revelación más clara de tu plan para mi vida, ayúdame a ser fiel con los deberes que tengo a la mano, aun las tareas pequeñas y comunes. Sé que estás usando cada día y cada experiencia para que pueda servirte mejor.

Comparte este devocional
Deja tu comentario

1 comentario
A %d blogueros les gusta esto: