Viernes 07 de Enero de 2022 | Matutina para Mujeres | Canciones de amor

Escuchar

Canciones de amor

«El Señor tu Dios vive en medio de ti. Él es un poderoso salvador. Se deleitará en ti con alegría. Con su amor calmará todos tus temores. Se gozará por ti con cantos de alegría»

(Sof. 3:17, NTV).

¿Qué piensa Dios de ti? ¿Qué tipo de cosas dice acerca de ti? ¿Con qué tono de voz las dice? A veces tenemos una imagen mental de Dios como un ser iracundo y severo, siempre de ceño fruncido. Sin embargo, la Biblia revela una imagen completamente diferente: Dios es jovial, misericordioso y le gusta cantar. ¡Dios canta! Profetizando acerca de la nueva Jerusalén, Sofonías reveló que Dios se deleitará en nosotras con cantos. Como una madre canta, mirando con ternura a su bebé, Dios cantará canciones de entrañable amor.

Subestimamos la alegría y el amor que Dios siente por nosotras. Sin embargo, él dice claramente: «Las montañas podrán cambiar de lugar, los cerros podrán venirse abajo, pero mi amor por ti no cambiará» (Isa. 54:10, TLA). Dios te ama tanto que es­cribe canciones acerca de ti y las canta. El célebre predicador inglés Charles Spurgeon´s lo describió así en Spurgeon’s Verse Expositions of the Bible [Exposiciones de Spurgeon sobre versículos de la Biblia]: «Piensa en el gran Jehová cantando. ¿Te lo imaginas? ¿Es posible concebir a la Deidad prorrumpiendo en canción; Padre, Hijo y Espíritu Santo cantando juntos acerca de los redimidos? Dios está tan feliz en el amor que siente por su pueblo, que rompe el silencio».

Es importante que aprendamos a reconocer la voz de Dios, que sepamos distin­guirla de los sonidos y voces que nos asedian a diario. Si nuestra imagen de Dios es errada, si lo vemos como un tirano, confundiremos la voz del crítico interior con la suya. Como explican William y Kristi Gaultiere en Mistaken Identity [Identidad equivo­cada], «cuando internalizas las actitudes negativas que han expresado otras perso­nas […] es natural esperar que otros te traten de la misma manera. En este caso, la voz amorosa de Dios puede quedar distorsionada fácilmente, debido a los altavoces del crítico que reside en tu interior».

Dios te ama. Aun cuando Dios nos corrige, lo hace con un tono cariñoso, no de acusación y condenación (ver Rom. 8: 1; Apoc. 12:10). Que él abra nuestros oídos para que podamos escuchar la canción que está tarareando mientras nos mira con ternura.

Señor, quiero oír tu voz. Quiero oír la canción de amor que creaste para mí. Ayúdame a silenciar los ruidos, las críticas y los miedos, para poder oír tu voz diáfana y amante.

Comparte este devocional
Deja tu comentario