Viernes 18 de Marzo de 2022 | Matutina para Adolescentes | Desastres por tornados

Desastres por tornados

“Porque tú has sido, en su angustia, un baluarte para eldesvalido, un refugio para el necesitado, un resguardocontra la tormenta” (Isaías 25:4, NVI).

Una de las peores catástrofes causadas por tornados en la historia de los Estados Unidos ocurrió el 18 de marzo de 1925. Los tornados, que atravesaron cinco estados simultáneamente, azotaron Misuri, Illinois, Indiana, Kentucky y Tennessee, dejando a su paso terribles daños. En un lapso de tres horas, 689 personas murieron, 13.000 resultaron heridas, y se produjeron más de 18 millones de dólares en daños.

Los tornados son una de las fuerzas más poderosas de la naturaleza. Pueden causar más daños que cualquier otra catástrofe natural, excepto quizá los terremotos. Los tornados se forman cuando las corrientes de aire frío se encuentran con las corrientes de aire caliente. La nube en forma de embudo que se forma crea un túnel de vacío que atraviesa campos y ciudades, haciendo estallar edificios y absorbiendo todo lo que encuentra a su paso. Se han registrado vientos de tornado de hasta 725 kilómetros por hora. El mayor tornado jamás registrado fue una nube embudo de cuatro kilómetros de ancho. El tornado más costoso se produjo en Topeka, Kansas, en 1966. Con las cifras actuales, los gastos del estado ascendieron a unos 1.600 millones de dólares. En mayo de 2003, se registró la mayor cantidad de tornados, con un total de 543.

Los tornados son extraños. Se sabe que levantan casas, las hacen girar y las vuelven a dejar en sus cimientos originales sin siquiera un rasguño.

Algunos tornados han recogido a personas y las han llevado a kilómetros de distancia antes de depositarlas de forma segura. La gente ha sido testigo de tornados que bajaron por un lado de una calle muy transitada, saltaron al otro lado de la calle y luego volvieron a subir por el otro lado.

¿Alguna vez te has sentido como si estuvieras viviendo en un tornado? Tal vez el tornado del divorcio ha golpeado a tu familia. Quizás el tornado de la muerte te ha tocado de cerca. O tal vez alguien especial te ha dejado, y sientes como si tu corazón hubiera sido arrebatado, dado vuelta y aplastado contra el suelo.

No estás solo para lidiar con la destrucción que sientes por dentro y alrededor de ti. Jesús sabe cómo lidiar con las tormentas. Él puede calmar la tormenta, y también tu corazón. Él es tu sostén durante las tormentas porque promete soportarla contigo. En los peores días de tu vida, Jesús es tu refugio.

Comparte este devocional
Deja tu comentario