Viernes 29 de Julio de 2022 | Matutina para Adolescentes | Belle Boyd, espía

Belle Boyd

Belle Boyd, espía

“Los encantos son una mentira, la belleza no es más que ilusión, pero la mujer que honra al Señor es digna de alabanza” (Proverbios 31:30, DHH).

Belle Boyd nació 17 años antes del comienzo de la Guerra Civil estadounidense, en una gran plantación del valle de Shenandoah, en Virginia (en el Sur de Estados Unidos). La guerra apenas había comenzado cuando los soldados de la Unión (del Norte) entraron en su casa y quisieron que su bandera ondeara allí. Cuando uno de los soldados empujó a la madre de Belle, esta tomo una pistola y disparó. Los oficiales de la Unión la interrogaron y decidieron que el disparo estaba justificado. Poco después, Belle comenzó a espiar para la Confederación (del Sur), utilizando el hotel de su padre como tapadera. A menudo, durante sus misiones de infiltración en territorio enemigo, coqueteaba y charlaba con los soldados y oficiales de la Unión para obtener información sobre las próximas batallas. Finalmente, alguien la descubrió y fue desterrada.

Dos meses más tarde, Belle volvió a hacer de las suyas y, desafiando el fuego enemigo que le hizo un agujero de bala en sus faldas, entregó información importante al general sureño “Stonewall” Jackson. Esta valiosa información significó una ventaja para los confederados, y les ayudó a derrotar al general Nathaniel Banks y sus fuerzas en la batalla de Winchester.

En otra ocasión, Belle entregó a dos amables soldados de caballería de la Unión a los confederados como prisioneros de guerra. ¿Su crimen? La acompañaron inocentemente a su casa a través de las líneas confederadas. El 29 de julio de 1862, Belle Boyd fue capturada por el ejército de la Unión y recluida en la antigua prisión del Capitolio, en Washington D. C. Era la primera vez que era capturada, pero no sería la última. Un mes después de ser liberada como parte de un programa de intercambio de prisioneros y enviada de vuelta a Richmond, comenzó a espiar de nuevo. Belle fue arrestada varias veces más. En 1864 se fue a Inglaterra, donde conoció y se casó con un oficial de la Unión. Él murió poco después de terminar la guerra y ella se convirtió en actriz. También escribió un libro y dio dramáticas conferencias sobre sus años como espía.

Algunas personas creen que las circunstancias extremas hacen que la mentira y el engaño sean aceptables, pero yo no creo que Dios lo vea así. A pesar de que su valentía y sus logros fueron destacables, Belle, en muchos sentidos, tuvo una vida problemática. Quizá los engaños que le permitieron colarse entre las líneas enemigas se convirtieron en su perdición. Es algo en lo que hay que pensar.

Hay un mensaje especial para ti:  Jueves 10 de Noviembre de 2022 | Matutina para Adolescentes | La ejecución del director de Andersonville
Comparte este devocional
Deja tu comentario