Domingo 11 de Septiembre de 2022 | Matutina para Adolescentes | 9/11

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

9/11

“Me invocará y yo le responderé; con él estaré yo en la angustia; lo libraré y lo glorificaré. Lo saciaré de larga vida y lemostraré mi salvación” (Salmo 91:15, 16, RVR 95).

Este es el aniversario del 9/11 (11-S), el día en que Estados Unidos fue atacado en su propio suelo por primera vez desde la Guerra anglo-estadounidense de 1812. En una clara mañana de martes, un Boeing 767 y 76.000 litros de combustible de avión se estrellaron contra la torre norte del World Trade Center de Nueva York. El impacto abrió un gigantesco agujero en llamas cerca del piso 80 del rascacielos de 110 pisos. Mató a cientos de personas al instante, y atrapó a otros cientos en los pisos superiores. Al principio, todo el mundo pensó que se trataba de un extraño accidente pero, 18 minutos después, las cámaras de televisión captaron la terrible imagen de un segundo avión que se clavaba en la torre sur como un cuchillo en la mantequilla, y de repente quedó claro que Estados Unidos estaba bajo ataque.

Se cree que los atacantes fueron terroristas islámicos del mundo árabe, enfadados por la excesiva interferencia de Estados Unidos en Oriente Medio. Algunos de los terroristas incluso habían vivido en los Estados Unidos y asistido a escuela de aviación en ese país. Otros se habían colado en el país sin ser detectados. Se cree que los jóvenes utilizaron simples cortaplumas para secuestrar los aviones y convertirlos en misiles guiados.

Ese mismo día, un tercer avión se estrelló contra la sede militar del Pentágono en Washington D. C., y luego un cuarto avión se estrelló en un campo cerca de Shanksville, Pensilvania. Se cree que el cuarto avión se dirigía al Capitolio, y que las personas a bordo pudieron recuperar el control de manos de los secuestradores.

De vuelta a la ciudad de Nueva York: la torre sur y luego la torre norte del World Trade Center se derrumbaron en una enorme nube de polvo y humo. Fallecieron casi 3.000 personas, de las cuales 403 eran bomberos, paramédicos o policías. De aquellos que todavía estaban dentro de las torres en el momento de su derrumbe final, solo seis sobrevivieron.

Casi 10.000 personas resultaron heridas ese día, muchas de ellas de gravedad.

Seguimos de luto por los inocentes que murieron en este atentado, y por los bomberos y otras personas valientes que dieron su vida intentando salvar la de otros. Agradecemos a Dios porque, a pesar de estas tragedias, el destino del mundo está bajo su control. Ha prometido estar con nosotros cuando enfrentemos problemas; y nos dará una larga vida en el cielo y, si es posible, también ahora.

Hay un mensaje especial para ti:  Matutina para Adolescentes, Domingo 21 de Febrero de 2021
Comparte este devocional
Deja tu comentario