Jueves 31 de Marzo de 2022 | Matutina para Jóvenes | Hoy es el día

Escuchar

Hoy es el día

«Porque él dice en las Escrituras: “En el momento oportuno te escuché; en el día de la salvación te ayudé”. Y ahora es el momento oportuno. ¡Ahora es el día de la salvación!». 2 Corintios 6: 2

Nadie lo vio entrar. Sin vacilar recorrió el pasillo central del templo hasta llegar a la primera hilera de bancos. Se sentó y se comenzó a llorar con largos y descorazonadores lamentos. No le importó la gente en el templo, lloró como si estuviera solo frente a una lápida. Entonces el pastor se sentó a su lado y le preguntó:

—¿Lo podemos ayudar en algo?

Entonces contó que su pareja había muerto. Era homosexual y había muerto de sida. Aquel sábado en la mañana habían coincidido la muerte de su pareja y la noticia de que él tenía sida, y ahora lloraba por las dos cosas.

Los miembros de la iglesia lo acogieron, lo consolaron y oraron por él. Toda esa atención le dio la oportunidad de pensar en vivir sus últimos días de manera diferente. Cambió su manera de vestir, dejó que aflorara la apariencia masculina que había escondido por muchos años y entregó su corazón a Jesús. Poco después de su bautismo dio la noticia de que los médicos lo habían declarado sano y, como si quisiera pagar a Dios lo que había hecho por él, arreglaba el jardín de la iglesia, limpiaba las bancas, hacía el aseo, participaba en todas las brigadas de salud y en cada actividad de testificación; así lo hizo durante cuatro maravillosos años.

Entonces apareció aquel joven con quien había tenido algo antes de involucrase en una relación seria con su pareja. Abandonó la habitación que la iglesia le había preparado, y nunca más lo volvieron a ver. Seis años después solo se supo que había muerto y que sus últimas palabras habían sido un suspiro pidiendo el perdón de Dios.

Me da mucha tristeza saber que no todas las historias tienen finales felices. Pero incluso de las tragedias podemos extraer lecciones.

Apreciado joven, no tenemos tiempo que perder. No sabemos cuándo terminará nuestra vida. Lo único que tenemos es el día de hoy; ¿y sabes qué? ¡Eso es todo lo que necesitamos! Pablo dice que ahora es el momento más oportuno para alcanzar la salvación. Así que el mensaje de @Dios para ti es: «Hoy es el día de la salvación, ¡aprovéchalo al máximo!».

Comparte este devocional
Deja tu comentario