Lunes 09 de Enero de 2023 | Matutina para Jóvenes | Tal y como es

Tal y como es

Cuando Jehová Dios hizo la tierra y los cielos […]. Génesis 2:4b.

Para los rabíes, este versículo fue un problema. No era nada relacionado con creacionismo o sobre el momento en que todo fue creado. No, lo que les preocupaba era el orden de las palabras porque, para ellos, nada era superfluo. En Génesis 1:1 dice que Dios creó “los cielos y la tierra”, y en Génesis 2:4b pone la tierra y los cielos”. ¿Cómo podía ser así? ¿Por qué ese cambio en el orden de las palabras? Y se dedicaban a discutir sobre esa cuestión. La conclusión, para la mayoría de aquellos estudiosos, era que son equivalentes, que da lo mismo el orden porque lo vital es que Dios fue quien creó.

El versículo, sin embargo, esconde un mensaje relevante. Es la primera vez que aparece la palabra “Jehová” porque hasta el momento solo se había mencionado “Dios”. Algunos piensan que se usan dos nombres porque fueron dos autores distintos. Nosotros, sin embargo, creemos que el autor fue Moisés y que es un autor inspirado. ¿Cómo explicamos este versículo entonces? Observen que en Génesis 1 tenemos un relato a lo macro, una narración desde la grandeza de lo universal. Dios crea solo con hablar porque es Dios. En Génesis 2 aparece Jehová, y nos encontramos con un relato a lo micro, una narración de la creación del hombre desde lo cercano. Jehová crea desde la proximidad porque es Jehová y está al lado del hombre cuando tiene que estar, se aproxima al hombre hasta hacerse uno con él. Dios es Dios de los cielos porque es el Soberano del universo, y Dios de la Tierra porque es el Amigo de las personas.

Esas dos cualidades lo hacen objeto de nuestro amor. Él es Dios de miríadas de seres celestes, soberano absoluto del cosmos, y a la vez, Dios de personas, el mejor compañero del cosmos. Están los que piensan solo en el Dios del universo y terminan con una religión mística, alejada de la realidad. Están los que piensan que es solo Dios de personas, y acaban con una religión meramente social. Dios es, sin embargo, Dios de tierra y cielos, es inmensidad y detalle, poder y ternura. Es curioso que. antes de crear al hombre, quiere dejarlo en claro. Anhela que vivamos en el equilibrio, porque hemos de conocer cada una de sus dimensiones.

Anhela que lo respetemos como Señor, que dialoguemos con él como Amigo y que lo amemos como Dios.

Comparte este devocional
Deja tu comentario