Matutina para Adolescentes, Domingo 11 de Julio de 2021

Pan de maíz al estilo mexicano

“Eran fieles en conservar la enseñanza de los apóstoles, en compartir lo que tenían, en reunirse para partir el pan y en la oración” (Hech. 2:42).

Provengo de una familia con una larga tradición de escritores de cartas. Mi madre escribía todos los días a su familia cuando estaba en la universidad. Cuando todos mis hermanos y yo estábamos dispersos, mi tía nos escribía cartas quincenalmente para actualizarnos y siempre nos hacía reír. Mi abuela le escribía cartas frecuentemente a mi madre. Una de esas cartas, de 1969 (en la que contaba un percance familiar y añadía: “Qué patético, simplemente patético”), también contenía la receta que comparto contigo a continuación.

“Esta receta es lo mejor que probarás en años –escribió mi abuela–. Es deliciosa, se puede comer caliente o fría y durante la cena o el desayuno”. Desde entonces, se convirtió en nuestra comida favorita.

Preparación

  • 1 taza de harina de maíz
  • 2 huevos
  • 1 y 1/2 tazas de leche
  • 1/2 taza de harina de trigo
  • 1/2 taza de aceite
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 3/4 cucharadita sal
  • 1 lata de crema de maíz

Mezcla bien los ingredientes hasta formar una masa. Vierte la mitad de la masa en un molde de 23 por 33 cm.

Luego, necesitarás

1 lata de carne vegetariana, 1 cebolla picada, 4 pimientos jalapeños cortados en dados, y 200 gramos de queso rallado.

  1. Dora la carne vegetariana en una sartén y colócala sobre una de las capas de la masa.
  2. Luego, sobre la carne, coloca la cebolla picada y los pimientos jalapeños (si lo deseas).
  3. Espolvorea el queso rallado y cubre con la masa restante. Hornea a 230 °C durante 25 a 30 minutos o hasta que esté lista.

Como familia hemos compartido este plato en muchas comidas especiales y familiares. Si te gusta la comida mexicana te encantará esta receta, y si no te gusta demasiado, te aseguro que este plato te enamorará. Muestra tu amor cocinando para alguien; es un lenguaje que todo el mundo puede entender.

Comparte este devocional
Deja tu comentario