Matutina para Adolescentes | Lunes 11 de Diciembre de 2023 | Sin reclamos

Sin reclamos

“Desnudo vine a este mundo, y desnudo saldré de él. El Señor me lo dio todo, y el Señor me lo quitó; ¡bendito sea el nombre del Señor!” (Job 1:21).

¿Te has imaginado alguna vez lo que es para una persona tenerlo todo y, de un momento a otro, quedarse sin nada? ¿Y si eso te pasara a ti? ¿Cuál sería tu reacción? ¿Aún estarías agradecido con Dios por todo lo que él es y lo que ha hecho por ti? ¿O asumirías una actitud de queja e ingratitud?

La historia bíblica más impactante sobre este tema es la de Job. Era el hombre más rico de Oriente. Tenía muchas posesiones y una familia numerosa: siete hijos y tres hijas.

La Biblia describe a Job como un hombre fiel a Dios y justo con la gente. Siempre trataba de hacer lo correcto. El enemigo de Dios acusó a Job de ser así solo porque era muy bendecido por Dios. Entonces, para probar que Satanás estaba equivocado, Dios permitió que le fuera quitado todo lo que el patriarca tenía. Perdió a sus hijos, todas sus posesiones, sus empleados, e incluso su salud. Su esposa se desesperó y sus amigos comenzaron a acusarlo de haber hecho algo malo para recibir ese terrible castigo.

Aun frente a este gran sufrimiento, Job se mantuvo fiel y agradecido a Dios. Aunque no entendía el porqué de todo eso, decidió creer que Dios es bueno y que, al final, las cosas siempre terminan bien para los que sirven al Señor. Job no se quejó. Por el contrario, reconoció la bondad de Dios en todo momento, incluso cuando es imposible comprender sus planes eternos.

¿Y tú? ¿Vives quejándote de todo o has alimentado un espíritu de gratitud? Independientemente de la situación en la que te encuentres, no olvides que Dios te ama y que siempre da lo mejor para sus hijos. Confía en él, y vive feliz y agradecido.

Hay un mensaje especial para ti:  Matutina para Adolescentes | Sábado 20 de Abril de 2024 | Correcto o incorrecto
Comparte este devocional
Deja tu comentario