Matutina para Adolescentes | Viernes 21 de Julio de 2023 | ¿Cambia? ¡No cambia!

¿Cambia? ¡No cambia!

“Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos” (Hebreos 13:8).

Si observas un álbum de fotos antiguo, encontrarás muchas cosas diferentes de las que ves hoy. Presta atención a tu familia. Es posible que tu madre tenga un corte de pelo diferente y use ropa que hoy no se vende en las tiendas. ¿Y tu padre? ¿Era más delgado? ¿Tenía más cabello? Y tú, ¿eras un bebé y hoy ya eres tan grande? Cuántas cosas han cambiado en ese tiempo, ¿verdad?

Sin embargo, hay Uno que nunca cambia: Dios. No importa cuántos años pasen, él siempre será el mismo. El mismo Dios que fue en el pasado permanece en el presente, y seguirá siendo Dios en el futuro.

¿Por qué es tan bueno saber esto? El mismo Dios que pudo abrir el mar Rojo todavía puede hacer por ti cosas imposibles; el mismo amor que lo llevó a dar a su propio Hijo para morir en una cruz todavía está disponible para nosotros.

No tienes que tener miedo de los cambios que están ocurriendo en tu vida. Son parte del crecimiento y te ayudarán a convertirte en un adulto responsable y seguro. Pero con cada nuevo cambio, recuerda que algunas cosas permanecerán siempre en su lugar, al igual que el amor de Dios y las promesas que nos ha hecho.

No dejes que el tiempo cambie lo que es bueno en tu corazón. Sigue creciendo en tu relación con Dios. Algunas cosas deben permanecer iguales ayer, hoy y siempre.

Hay un mensaje especial para ti:  Miércoles 16 de Marzo de 2022 | Matutina para Adolescentes | La venganza de los nativos
Comparte este devocional
Deja tu comentario