Sábado 22 de Abril de 2023 | Matutina para Adultos | “La bendición del Señor es riqueza”

“La bendición del Señor es riqueza”

“La bendición del Señor es riqueza que no trae dolores consigo” (Proverbios 10:22, DHH).

Hace un par de años, el periodista Derek Thompson escribió en la revista The Atlantic: “En los Estados Unidos, el declive de la fe tradicional ha coincidido con una explosión de nuevas formas de ateísmos. Hay quienes le rinden culto a la belleza; otros adoran las políticas de identidad; hay gente que adora a sus hijos. Lo cierto es que todo el mundo adora algo. Entre las nuevas religiones que compiten por la adoración de los feligreses, el ‘trabajismo’ es de las más poderosas”.⁸⁰

¿Qué es el “trabajismo”? Es un nuevo ismo que considera que el trabajo no solo sirve para satisfacer las necesidades económicas, sino que a la vez constituye un elemento fundamental para darle sentido a nuestra existencia. A bote pronto parece una buena filosofía de vida. Quizá eso explica por qué un estudio del Pew Research Center reveló que el 95 % de los adolescentes considera que tener un trabajo que les guste es “extremadamente importante” de cara a la edad adulta. El “trabajismo” coloca el trabajo en la cúspide de nuestra pirámide de vida, y precisamente ahí es donde radica el problema de esta nueva religión.

En el libro Patriarcas y profetas, Elena de White hizo una declaración que armoniza perfectamente con lo que escribió Thompson: “Cualquier cosa que nos atraiga y que tienda a disminuir nuestro amor a Dios, o que impida que le rindamos el debido servicio, es para nosotros un dios” (cap. 27, p. 277). Recurrir al trabajo (y no a Dios) para encontrar sentido y propósito en la vida es idolatría.

El “trabajismo” no es la respuesta a nuestra búsqueda de un objetivo claro y firme para nuestra vida; después de todo, como dijo el salmista: “Si el Señor no edifica la casa, en vano se esfuerzan los albañiles” (Sal. 127:1, NVI). En otras palabras, si le damos la prioridad al trabajo en lugar de dársela a nuestro Señor, todos nuestros esfuerzos serán en vano. En tanto que el “trabajismo” sigue haciendo miserable y frívola la vida de la gente del siglo XXI, de acuerdo con Salomón: “La bendición del Señor es riqueza que no trae dolores consigo” (Prov. 10:22, DHH).

Y para que entendamos que esa bendición no es fruto de nuestra pasión por lo que hacemos, Pablo nos recuerda que “ni el que siembra ni el que riega son nada, sino que Dios lo es todo, pues él es quien hace crecer lo sembrado” (1 Cor. 3:7, DHH).

80 Derek Thompson, “Workism Is Making Americans Miserable”, The Atlantic (24 de febrero de 2019).

Hay un mensaje especial para ti:  Domingo 14 de Noviembre de 2021 | Matutina para Adultos | ¿Salmones en el cielo?
Comparte este devocional
Deja tu comentario