Matutina para Adultos | Sábado 29 de Abril de 2023 | “No habrá siempre oscuridad”

“No habrá siempre oscuridad”

“No habrá siempre oscuridad para la que está ahora en angustia” (Isaías 9:1).

La condición de un deportado suele ser bastante cruel. Del lado de los Estados Unidos no lo quieren, por eso lo deportaron; y cuando llega a su país, tampoco lo aceptan porque la etiqueta de “deportado” lo vincula con actos delictivos. Rafael Ávila entiende muy bien esta situación. Rafael nació en México, luego emigró a los Estados Unidos y consiguió el estatus de residente permanente. Por desgracia, Rafael cayó en las drogas y sumergió su vida en un completo caos. En un artículo publicado en Christianity Today, él nos dice que su destino era inevitable: (1) sería deportado, (2) iría a la cárcel o (3) moriría de una sobredosis.⁸⁷

Movido por la desesperación, hizo algo que para muchos podría parecer una locura: decidió abandonarlo todo en los Estados Unidos y se fue a vivir a Ciudad Juárez, México. Y lo que parecía una decisión díscola e ilógica se convirtió en el punto de inicio de una nueva vida para Rafael y su familia. Gracias a unos misioneros de Carolina del Norte que trabajan en Ciudad Juárez predicando y ayudando a los deportados que hablan inglés, Rafael conoció el evangelio, y ahora se dedica a trabajar con deportados y gente que busca asilo en la frontera entre México y Estados Unidos. Hoy Rafael comprende que se trasladó de Estados Unidos a México para cumplir el propósito divino de ministrar y predicar el mensaje de salvación a los deportados. La Gran Comisión lleva esperanza a los que sufren bajo la deportación.

Dios prometió en su Palabra: “No habrá siempre oscuridad para la que está ahora en angustia” (Isa. 9:1). Aunque una persona esté atravesando el valle de la deportación, aunque sienta la soledad de vivir en un lugar que no es el que quisiera, aunque suponga que está desprestigiada y abandonada, Dios promete que su oscuridad no durará para siempre. ¿Por qué? Porque el Señor nos asegura que “el pueblo que andaba en tinieblas vio gran luz; a los que moraban en tierra de sombra de muerte, luz resplandeció sobre ellos” (Isa. 9:2).

Rafael Ávila es el medio que Cristo está usando para cumplir su promesa, para llevar la luz de salvación a los deportados. ¿Y qué me dices de ti? Hoy puede ser un buen día para poner fin a la oscuridad de alguien que esté cerca de ti.

Hay un mensaje especial para ti:  Miércoles 15 de Junio de 2022 | Matutina para Adultos | ¿Lo dejaremos fuera?
Comparte este devocional
Deja tu comentario