Matutina para Jóvenes | Martes 27 de Febrero de 2024 | Deja que Dios escriba tu historia

Deja que Dios escriba tu historia

«El Señor cumplirá su propósito en mí» (Salmo 138: 8, RV15).

Encarcelado durante más de cuarenta años por un asesinato que no cometió, Richard Phillips pasó más tiempo tras las rejas que cualquier otra persona encarcelada injustamente en Estados Unidos. Richard tenía tan solo veintisiete años cuando fue condenado a cadena perpetua, sin la posibilidad de libertad condicional.

¡Cuántos sueños frustrados! ¡Cuántos planes rotos! ¿Qué persona de veintisiete años en su sano juicio querría pasar las próximas décadas de su vida en la cárcel? ¿Qué grandes sueños se pueden lograr en la cárcel? Richard tuvo que renunciar a sus planes de estudios, sus metas laborales, sus aspiraciones de formar una hermosa familia y de ser un ciudadano productivo para su país.

Tuvieron que pasar cuarenta y cinco años para que el verdadero responsable de aquel asesinato confesara su delito. Entonces, a sus setenta y tres años, Richard fue declarado inocente.

¿Has hecho planes para tu vida que simplemente se han frustrado? Lo mismo sucedió con el joven Moisés. Aunque era hijo de padres esclavos, Moisés creció soñando grandes cosas. Había aprendido que podía lograr sus sueños, que solo tenía que esforzarse y aprovechar las oportunidades. Había estudiado en las mejores universidades del mundo, y se había destacado como uno de los mejores.

Sin embargo, un acontecimiento inesperado lo obligó a huir y durante los próximos cuarenta años permaneció refugiado en otro país, con sueños frustrados, pensando que había arruinado la oportunidad de su vida. Entonces Dios lo llamó: «¡Moisés! ¡Moisés! […] Ponte en camino, que te voy a enviar ante el faraón para que saques de Egipto a mi pueblo, a los israelitas» (Éxodo 3: 4, 10). ¡Parecía increíble! ¿Qué podía hacer un anciano de ochenta años? Pero todo este tiempo Dios estuvo preparando a Moisés para la gran obra de su vida.

A partir de ahí, Moisés fue el mayor de los profetas, un tremendo estadista, un orador elocuente y el protagonista de los milagros más asombrosos que hombre alguno haya realizado.

¿Sientes que no has logrado tus metas, que los años pasan y no alcanzas el éxito esperado? Pon tus planes en las manos de Dios, déjate guiar por él y verás, al final de la historia, que su plan para ti siempre es más glorioso, más grande y trascendental de que tú mismo te habías propuesto.

Hay un mensaje especial para ti:  Matutina para Jóvenes, Domingo 30 de Mayo de 2021
Comparte este devocional
Deja tu comentario