Matutina para Menores | Martes 02 de Mayo de 2023 | Todos contamos

Todos contamos

“Hagan un censo de todos los israelitas, por clanes y familias, para saber el nombre y número exacto de todos los hombres de veinte años para arriba, aptos para la guerra” (Números 1:2, 3).

Dios enseñó al pueblo durante once meses en el Monte Sinaí. Había llegado el momento de reiniciar la marcha. Pero antes era importante hacer un censo de personas capaces de pelear, ya que en el camino enfrentarían obstáculos. Se contabilizaron 603.550 (vers. 46). El libro de Números muestra lo que pudo ocurrir si Israel hubiera tenido fe en Dios: en pocas semanas habría llegado a Canaán. En lugar de unos días, pasaron cuarenta años. Las personas que conquistaron Canaán fueron los hijos de este grupo que fue censado. Cuarenta años después, cuando estaban a punto de llegar, Dios ordenó un nuevo censo, y la cantidad fue similar: 601.730 (Núm. 26:51).

El censo transmite una cualidad divina: el orden. Aunque este era un ejército sin entrenamiento profesional y sin armas modernas, en desventaja en relación con sus potenciales enemigos, Dios deseaba que aprendieran a confiar en su poder.

La carrera cristiana también tiene desafíos, pero Dios promete acompañarte y luchar tus batallas. Solamente dale el primer lugar, confía en él y obedece sus indicaciones, por extrañas que parezcan. Ahora no tienes que conquistar tierras, pero sí puedes permitirle a Dios conquistar otros “enemigos”: tus debilidades, tentaciones y defectos de carácter.

La batalla más importante que tenemos es la batalla de la fe. ¿Cómo es esta batalla? En esta batalla, te toca esforzarte por seguir la justicia, la piedad, la fe, el amor, la paciencia y la mansedumbre (1 Tim. 6:11, 12).

¿Sabes cómo lo puedes lograr? Cada vez que decides levantarte temprano para leer la Biblia, orar y asistir puntualmente al templo, estás ganando la batalla de la fe; de lo demás se encargará Jesús.

Hay un mensaje especial para ti:  Matutina para Menores | Lunes 04 de Diciembre de 2023 | Estrés
Comparte este devocional
Deja tu comentario