Matutina para Menores | Martes 13 de Junio de 2023 | Caleb

Josué y Caleb

Caleb

“Te pido que me des ahora la región montañosa que el Señor me prometió. Tú sabes desde entonces que los descendientes del gigante Anac viven allí, y que tienen ciudades grandes y bien fortificadas. Pero yo espero que el Señor me acompañe y me ayude a echarlos de allí, como él lo ha dicho” (Josué 14:12).

Vale la pena esperar porque Dios siempre cumple sus promesas. Algunas personas se desesperan muy rápido y abandonan sus proyectos; incluso, hay quienes abandonan el camino de Dios. Sin embargo, Caleb nos demuestra que si es necesario esperar cuarenta y cinco años, lo mejor es esperar. Después de todo, durante ese tiempo Caleb creció en el conocimiento y la dependencia de Dios de tal forma que cuando llegó a Canaán su entrega a Dios era más profunda que cuando tenía cuarenta años.

De las personas que salieron de Egipto, solo Josué y Caleb entraron a Canaán. ¿Recuerdas por qué? Porque fueron los únicos dos espías que confiaron que Dios les daría la victoria a pesar de las ciudades fortificadas y de los gigantes que vivían allí.

La gente tiende a menospreciar a los ancianos. A pensar que no pueden hacer demasiadas cosas. Pero Caleb nos enseña que no importa que alguien sea anciano, puede tener un espíritu emprendedor, ponerse grandes metas y alcanzarlas. Él cumplió su sueño y derrotó a los gigantes descendientes de Anac: Sesai, Ahimán y Talmai (Jos. 15:14). ¿Por qué crees que Caleb permaneció con esperanza? Él mismo nos responde: “Yo me mantuve fiel a mi Dios y Señor” (Jos. 14:8).

Como cristianos esperamos un acontecimiento mejor que el que motivó a Caleb, pues aguardamos la segunda venida de Jesús. Mientras tanto, podemos crecer en nuestro conocimiento de su amor y animar a otras personas para que no se den por vencidas y confíen en los planes que Dios tiene para ellos, no importa cuántos años tengan.

Hay un mensaje especial para ti:  Matutina para Menores, Lunes 15 de Marzo de 2021
Comparte este devocional
Deja tu comentario