Matutina para Menores | Miércoles 29 de Noviembre de 2023 | Cuidar de los animales

Cuidar de los animales

“El justo sabe que sus animales sienten, pero el malvado nada entiende de compasión” (Proverbios 12:10).

¿Tienes mascotas en tu casa? Es lindo tener animales en casa, pero lo cierto es que eso conlleva responsabilidades como bañarlos, limpiar su espacio, alimentarlos adecuadamente, sacarlos a pasear y llevarlos al veterinario.

En el Salmo 36:6 leemos: “Tú, Señor, cuidas de hombres y animales”. La misericordia de Dios es tan grande que incluye a los animales pues él es su Creador; por eso, alimenta a las aves (Mat. 5:26) y tiene en cuenta a las más sencillas (Luc. 12:6).

Job 12:7 dice que, al observar los animales, podemos aprender mucho de ellos. Por ejemplo, de un perrito podrás apreciar gratitud, amor, compañía y lealtad sin condiciones. No importa si saliste de casa y tardaste días o minutos en regresar, tu perrito siempre te recibirá con entusiasmo y alegría por volver a verte. Los investigadores dicen que quienes conviven con animales son más felices, sociables y saludables.

Cuando Dios creó el mundo le encargó a Adán el cuidado de todos los animales, y fue él quien les puso nombre. Dios los creó para que fueran compañeros y amigos del ser humano. De cierta manera, Dios diseñó el corazón de los seres humanos y el de los animales para que estén conectados y se demuestren afecto. A pesar del pecado, este plan no cambió.

Elena de White escribió: “Jesús era la fuente de la misericordia sanadora para el mundo […]. Todos eran más felices a causa de su presencia. Aquel cuya palabra sostenía los mundos podía agacharse a aliviar un pájaro herido” (El Deseado de todas las gentes, p. 64). Dios ama a los animales que creó, y nos encargó a los seres humanos a cuidarlos y respetarlos.

¿Qué puedes hacer hoy para cumplir con esta responsabilidad? Recuerda que, al hacerlo, serás más feliz, sociable y saludable.

Hay un mensaje especial para ti:  Sábado 11 de Marzo de 2023 | Matutina para Menores | Ningún compromiso
Comparte este devocional
Deja tu comentario

1 comentario