Miércoles 22 de Junio de 2022 | Matutina para Jóvenes | Solo un justo

Solo un justo

«Los hombres honrados alabarán tu nombre; ¡los hombres rectos vivirán en tu presencia!». Salmo 140: 13

El pasaje de hoy contiene una expresión que denota paz y tranquilidad mental y de espíritu. Se encuentra al final de una oración de David pidiendo protección contra los malos, contra sus enemigos. Allí menciona dos grupos de personas representados por su característica más sobresaliente: los honrados y los rectos. Estas dos características pueden fusionarse para señalar a la persona que puede ir a la presencia de Dios en gratitud y alabanza. Realmente las dos ideas están ubicadas de manera paralela para mostrar que se refiere a una misma persona: el justo.

Anteriormente, mencionamos un concepto que está íntimamente ligado al estado que el ser humano alcanza cuando Dios lo salva, me refiero a la justificación. La justificación es un término legal que alude al veredicto que un juez pronuncia cuando una persona es declarada «inocente» de las acusaciones en su contra. Es lo opuesto a condenación. De este modo, justificación es más que el mero perdón, es la declaración positiva de que una persona es justa. La justificación también se puede definir en términos de una relación. Una persona es declarada justa porque se contabiliza en su favor la vida santa y pura que vivió el Señor Jesús cuando vino a esta tierra. El Señor Jesucristo vivió en total dependencia de su padre y fue completamente fiel a él. Esa fidelidad nos es anotada a nuestro favor y de esa manera somos declarados justos ante Dios.

Hoy, nuestro mundo necesita «justos», personas que no teman colocarse de parte de la verdad, sin importar las consecuencias. Personas que posean un carácter noble y puro, y que mantengan la integridad incluso cuando nadie los esté viendo. En un mundo definido por las redes sociales, donde la apariencia lo es todo, Dios necesita hijos que sean fieles incluso cuando están solos y nadie los ve.

Solo un «justo» podrá estar ante la presencia de Dios. Probablemente al mirar tu vida no te consideras «justo», pero por la gracia de Cristo hoy puedes ser una persona ejemplar, que muestre al mundo las bondades de nuestro Salvador: Cristo Jesús.

Hoy, @Dios te dice: «Tengo grandes bendiciones preparadas para ti, si deseas disfrutar de ellas solo debes mantenerte en una relación conmigo mediante mi Hijo Jesús».

Comparte este devocional
Deja tu comentario