Miércoles 25 de Mayo de 2022 | Matutina para Adolescentes | El oso gris en peligro de extinción

El oso gris en peligro de extinción

“Luego dijo Dios: ‘Produzca la tierra seres vivientes según su especie: bestias, serpientes y animales de la tierra según su especie’ ”(Génesis 1:24, RVR 95).

El 25 de mayo de 1975, los osos grises [osos grizzly, Ursus arctos horribilis] fueron clasificados oficialmente como una especie amenazada. Aunque fue el rey indiscutible de la naturaleza occidental, el oso gris, actualmente, está protegido en Estados Unidos por la ley federal de Especies en Peligro de Extinción.

Antes de que los angloamericanos empezaran a invadir su territorio, los osos pardos y los grises (una subespecie de los pardos) habitaban la mayor parte del territorio al oeste del Misisipi, desde México hasta el Círculo Polar Ártico. Sus únicos competidores serios eran los nativos norteamericanos que, a veces, cazaban al gran oso como prueba de fuerza, y para obtener sus largas garras, apreciadas como símbolo de estatus. Debido al temible tamaño del oso gris y a su naturaleza agresiva, los primeros exploradores europeos del Oeste dejaron constancia en sus diarios de sus encuentros con las bestias. Durante su expedición al Pacífico, Lewis y Clark lucharon y mataron a muchos osos, y quedaron asombrados por su impresionante velocidad y su fuerza.

Con la colonización del Oeste, la caza del oso gris, junto con la destrucción de su hábitat, provocó una gran reducción del número de osos. En la época en que California adoptó su bandera estatal adornada con la imagen de un oso gris, se calcula que el estado albergaba unos 10.000. Desde entonces, han desaparecido del estado, y también de sus hogares nativos en Texas, Nebraska, Oklahoma, Kansas, Arizona, Nuevo México, Oregón, Utah, las Dakotas y, probablemente, de Colorado y Washington. En la década de 1970, fuera de Alaska, solo quedaban pequeñas poblaciones de osos en algunas áreas silvestres aisladas y parques nacionales de Montana, Wyoming e Idaho. Posiblemente, quedan menos de 1.000 osos pardos en los 48 estados meridionales de Estados Unidos. Los planes del gobierno de reintroducir la especie en dos áreas silvestres de Idaho y de ­Washington han suscitado controversia, y el futuro de los osos grises dependerá de la voluntad de los humanos de compartir el hábitat con ellos.

El oso gris está saliendo del peligro de extinción, pero otras criaturas no han tenido tanta suerte. Al considerar la extinción de criaturas como los pájaros dodo, los periquitos de Carolina y las palomas mensajeras, ¿qué consideras importante para esta Tierra y sus habitantes?

Comparte este devocional
Deja tu comentario